Pepe Penales. Los Angeles | 21 de octubre
 

El de Madeira es el actual “Pichichi” del fútbol español. La temporada pasada Cristiano Ronaldo festejó en 41 ocasiones. Fue el mejor… al menos en producción.

 

Su poder demoledor de cara al marco hizo trizas la marca de los legendarios Telmo Zarra y Hugo Sánchez, ahora segundos en la historia con 38 pepinos.

 

El portugués es una máquina, aunque como todas ellas, tiene una que otra descompostura. Lo acusan de tirarse y fingir mucho, pero es letal cuando arranca con banderas desplegadas al arco enemigo. Potencia y colocación en tiros de media y larga distancia. Un dechado de virtudes.

 

Pero algo está sucediendo en su entorno. No encuentra el gol. Lo busca, insiste, pelea, remata y a veces explota. Como en el arranque ante el Zaragoza cuando se despachó con tres. En la fecha cinco volvió a cobrar, y con intereses. Otros tres ante el Rayo Vallecano.

 

De ahí en fuera solamente la ha anidado una vez. Son siete tantos en total (hasta hoy). No se sabe si en otro exabrupto la vuelva a meter por racimos, pero mientras tanto los goles no llegan.

 

De eso ha sacado provecho Gonzalo Higuaín. “El Pipita” de pronto se ha colocado en la cima de los artilleros blancos, mientras el portento derrama bilis por no encontrar la red.

 

El que manda ahorita es el genio de Rosario que juega en Barcelona. Messi tiene 10 anotaciones y es uno de los que estarán en la lucha por el goleo individual.

 

Algo tendrá que hacer CR7 para mejorar su promedio. Falta mucho por recorrer. La Liga apenas comienza y el ariete tiene tiempo para afinar la puntería y recuperar terreno.

 

Algo es seguro. Necesita la colaboración de las otras estrellas del Real. No puede hacerlo solo. Las buenas sociedades dan buenos resultados. Tiene que haber alguien que administre y otro que ejecute. Y si el que la firma es el portugués, los ingresos no tardarán en llegar.

 

Otro detalle que le puede ayudar es la enorme diferencia entre los equipos. Las goleadas se asoman a favor del poderoso del Bernabeu. Una invitación al banquete para que el goleador luso se ponga hasta las trancas… si encuentra la forma de meterla. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes