El último título del Guadalajara fue en el Apertura del 2006 con De la Torre como técnico. Hoy apuntan a repetir la historia

En el torneo Apertura 2006 el equipo de las Chivas se metió a la liguilla de panzazo. Tuvo que disputar un repechaje para entrar a la fiesta grande y luego ya nadie lo pudo parar. En el banco del técnico estaba José Manuel de la Torre. Después de dejar en el camino a Cruz Azul y América llegó la apoteosis en el Nemesio Diez, casa de los Choriceros del Toluca. Juego de vuelta donde se consumó el milagro. Con goles del “Maza” Rodríguez y el “Bofo” Bautista Chivas se coronó campeón.

Hoy, tras un tétrico comienzo de temporada donde rondaban los buitres sobre un equipo amenazado por el descenso llegó el revulsivo, los puntos salvadores, los resultados alentadores que metieron al Rebaño de nuevo a la lista de invitados especiales. De aquellos que conquistaron la undécima estrella en el 2006 hay dos que siguen siendo titulares, Omar Bravo y Luis Michel. Otro que repite es el “Chepo” de la Torre.

Pero queda mucho camino por recorrer. La liguilla es campo minado para todos los involucrados. Los tapatíos están adentro pero han quedado a deber en la cancha. Se les ve con ganas a veces pero erráticos en otras ocasiones. Son luz sin llegar a deslumbrar, y sombra sin llegar a ser oscuridad.

Su primer escollo es un enemigo de muerte, un Atlas dinámico que mete pierna fuerte. En el duelo de ida Chivas repitió lo de sus últimas actuaciones: defensa sólida y ataque chato. Al menos anularon el planteamiento de Tomás Boy. Todo quedó para la vuelta en el Jalisco. Pero aunque salgan con vida del encontronazo con los Zorros el resto del camino al campeonato está lleno de fieras. De la Torre ha dicho que el objetivo del equipo es ser campeón, no solamente vencer a los Rojinegros, pero por lo visto recientemente al equipo le falta estamina, le falta “punch”, le falta solvencia.

Para salvarse del fantasma del descenso el “Chepo” impuso un sistema de juego conservador y resultadista, y para la liguilla no cambiarían la propuesta. Su gente los quiere ver demoledores, pero olvidarán las formas si su equipo logra la hazaña, eso si logran pasar la primera aduana. Lo demás será ganancia. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes