El nuevo estilo del Rebaño los tiene a punto de ganar la Copa MX y de meterse a la liguilla

Son otras Chivas. Están más relajadas, más divertidas, más sueltas. Su nuevo pastor trajo nueva vibra. Se acabó el gesto duro, la mandíbula trabada del “Chepo” de la Torre. Antes el equipo parecía un reflejo de su entrenador, una cuerda de violín a punto de reventar. La tensión se palpaba. Parecían un calambre: durito, durito.

Matías Almeyda llegó en medio de un mar de dudas, pero rápido le hizo entender a sus pupilos que, después de todo, el fútbol es un juego, y como tal, hay que divertirse. Y llegaron pronto los resultados favorables. El “Pelado” cambió el sistema parco y defensivo de su antecesor por uno más atrevido. Y dejó entrar a los chavos. El “Avión” Ramírez y El “Chofis” López aportan dinamismo y alegría cuando participan. El “Dedos” López anda por las nubes. Salcedo es como su apodo, un Titán en la defensa. Y están los otros. Omar Bravo está destapado como goleador. Salcido mete pierna y experiencia.

Marco Fabián lo describe así: “El esquema de Matías nos da para tener más oportunidades de gol. Los partidos se hacen más de ida y vuelta, más divertidos y obviamente los disfrutamos más”. Corren riesgos, pero les ha caído bien el cambio.

Hoy Chivas está a punto de ser campeón. La final de la Copa MX le viene bien a un equipo que hace poco andaba arrastrando la cobija. Esta semana es decisiva para el chiverío. También podría acercarse a zona de clasificación a la liguilla y poner distancia en el tema del porcentaje. O todo o nada.

Este miércoles Chivas visita a León. Duelo de técnicos argentinos, de revanchas, de reencuentros, de goleadores. Boselli y Bravo llevaron a sus escuadras a este punto. Si el de Los Mochis lleva a su bebé el estadio, continuará su romance con el gol. Es su cábala y le ha funcionado.

Si Chivas gana y se corona, crecen sus ambiciones para meterse a la liguilla. El remolino de pasiones que vive su dueño no parece haberles afectado. Por el momento, Almeyda sigue inyectando fe y optimismo a un equipo que estaba vacío y que ahora tiene por delante pastos más verdes. Sí, son otras Chivas. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes