Como que quieren y no pueden, y a veces como que pueden y no quieren. Así ha sido el camino de Las Aguilas del América en los últimos tiempos. La etiqueta de triunfador desde hace rato se les desprendió. Ya son cinco años de no acariciar un título. El segundo lugar en número de campeonatos, ya lo comparten con el Toluca.

Por más que la directiva le invierte en técnicos y jugadores, los resultados no se ven. Y lo peor de todo es que el equipo parece no encontrar esa chispa, ese funcionar que reclama su afición.

Lejos quedó la esencia pura del americanismo, con elementos que se afincaron en el nido de Coapa y que hicieron allí brillantes carreras, no sólo en la década de los 80 cuando ganaron todo, sino mucho antes, cuando el equipo deslumbraba con verdaderos ídolos como Mario “Pichojos” Pérez, Osvaldo Castro “Pata Bendita”, Carlos Reynoso, Rafael “Guama” Puente y Enrique Borja; y otros tantos como Cristóbal Ortega, Alfredo Tena, Juan Antonio Luna, Antonio Carlos Santos, Daniel Brailovsky, Héctor Miguel Zelada y hasta Cuauhtémoc Blanco.

En épocas pasadas el cumpleaños del equipo era seguido por miles de aficionados. Era un gran acontecimiento. Por eso dio tristeza ver cómo el pasado 12 de octubre apenas un puñado de entusiastas arribaron al Coloso de Santa Ursula para celebrar los 94 años de las Aguilas.

Esta clase de festejos no se los merece una institución como ésta, una que está acostumbrada a los grandes momentos desde que en 1916 naciera como equipo allá en la colonia Santa María La Ribera de la ciudad de México, y que se ha convertido en uno de los referentes del fútbol mexicano.

Este festejo fue un tropezón en la imagen del equipo. Allí no se deben andar por las ramas. Ni los aficionados, ni sus grandes ídolos, ni su misma historia le pueden perdonar una fiesta tan desangelada. Para remediar un poco la situación, el actual presidente, Michel Bauer, salió al paso diciendo que para el año próximo se esperan muchas sorpresas. Para que luzca más, los americanistas de hueso colorado exigen primero un título. A ver si se les hace.

Dirija sus comentarios a [email protected].

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes