Al que le fue de la patada en el sorteo fue a México; no sólo se las tiene que ver con el país anfitrión en el partido inaugural de la justa, sino que tendrá que enfrentar a dos escuadras que ya fueron campeonas del mundo: Francia y Uruguay.

Con ésta, ya serán seis las ocasiones en que el equipo mexicano dispute un duelo de apertura mundialista; lo malo es que en las cinco veces anteriores solamente ha conseguido un empate y cuatro derrotas. Y créame que el partido del 11 de junio en el estadio Ellis Park de Johannesburgo será una dura prueba para los pupilos de Javier Aguirre; no tanto por la calidad del rival, sino porque los “Bafana Bafana” intentarán crecerse con el apoyo de todo un país.

Un punto que juega a favor del tricolor es que, en cuatro partidos mundialistas que ha disputado un 11 de junio, no ha perdido; ha obtenido tres triunfos y un empate. Y como dice una frase popular: “no hay quinto malo”.

Después del partido ante los anfitriones, la cosa no luce mejor para los aztecas cuando les toque enfrentar a Francia, actual subcampeona del mundo. Aquí es donde se podrá ver si el Tri ya está para cosas grandes.
Y para acabarla de amolar, Uruguay es la que cierra la fila india. Si el Tri logra salir adelante de esta difícil prueba que será la primera ronda, las posibilidades de que alcance el anhelado sexto partido crecerán enormemente.

Soñar no cuesta nada. Si México logra pasar a cuartos de final, uno de sus rivales podría ser Argentina que, por su parte, parece que tiene el camino allanado hacia la siguiente fase.

Otro grupo que podría ser el de la “muerte” es donde quedaron Brasil, Corea del Norte, Costa de Marfil y Portugal. Aquí uno de los contendientes al título se tendrá que quedar fuera tarde o temprano.

El actual campeón de Europa, España, sueña con ganar el Mundial y cerrar con broche de oro una época gloriosa… y lo puede hacer. Su grupo no parece ofrecer mucha resistencia. Lo difícil para los ibéricos se dará en la siguiente ronda, ya que de pasar se tendrían que enfrentar a los del Grupo F donde están Brasil y compañía.

Por otro lado, la selección de Estados Unidos se puede dar por bien servida. La única potencia que le tocó en su grupo es Inglaterra; pero no debe menospreciar a Argelia y Eslovenia.

Regresando a la Selección Mexicana, ya no hay tiempo para lamentarse. La preparación es imperativa y necesita partidos ante rivales de características similares a los que enfrentará en Sudáfrica. Esto, aunado a la ausencia de lesiones y a una mentalidad ganadora serán piezas clave para llegar lejos.

Díganos su opinión. Escriba a: [email protected] ó 1 (800) 242-2527.

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes