Luego de los dimes y diretes, los bostonianos decidieron intercambiarlo por el resto de la temporada a los Dodgers de Los Angeles, quienes fueron los más favorecidos, ya que de los 7 melones de verdes que todavía le tienen que pagar a Ramírez, los Angelinos solamente le pagarán uno y luego decidirán si se quedan con el greñudo, quien por cierto ya comenzó a repartir tablazos de cuatro esquinas en sus primeras apariciones.

¿Quién tiene la razón? Ambos defienden sus intereses, que en este caso son millones de dolarucos.

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes