Los Angeles todavía llora la muerte de Kobe Bryant un año después entre la explosión de arte callejero y el silencio de Los Lakers

Patrick Green nació y se crió como un “hard core fan de los Lakers”, un ciudadano orgulloso del Este de Los Angeles que fue entendiendo la vida en paralelo con el relato de un prodigio, Kobe Bryant. “Fui testigo de sus proezas, desde su llegada con 17 años a la ciudad de Los Angeles hasta el último día, cuando se despidió anotando 60 puntos en el Staples Center. Es la clase de cuento de hadas que no te puedes inventar, amigo”, dice de forma apasionada. Sus memorias forman del imaginario colectivo de los angelinos. “Por eso su muerte fue tan devastadora para mí”. Un año después de su accidente mortal en helicóptero, Los Angeles aún llora la muerte de Kobe Bryant. “La ciudad siempre estará triste”.

Tras meses de darle vueltas, Green encontró la forma de homenajear a su ídolo. Sincerely, Los Angeles, un documental sobre los muralistas que fueron proliferando en los días posteriores a la muerte de Kobe Bryant, verá la luz en unos días como parte del homenaje que se espera le rindan a Bryant y a su hija Gianna desde varias partes de la ciudad.

Los Lakers para los que jugó 20 temporadas, sin embargo, han preferido desmarcarse de ese espíritu y en medio del momento más crudo de la pandemia para Los Angeles. No hubo un tributo formal a la leyenda ni los jugadores lucieron el uniforme Black Mamba en sus partidos frente a Cleveland Cavaliers y los Sixers de Filadelfia.

“Definitivamente no quiero revivir ese día de nuevo”, dijo Lebron James hace unos días. “Hay muchas cosas que se mueren en este mundo, pero las leyendas no mueren, y eso es exactamente lo que era. Se trata de representar eso”. El entrenador Frank Vogel, por su parte, siente como “si hubiera sido hace un millón de años, aunque al mismo tiempo parece como si hubiera sucedido ayer”.

Patrick Green frenta a uno de los murales en memoria de Kobe Bryant
Patrick Green frenta a uno de los murales en memoria de Kobe Bryant.

Así, el tributo estará en manos del pueblo, de gente como Melany Meza-Dierks, responsable de uno de los murales a Bryant en El Sereno, un barrio del Este de Los Angeles, “empujada por una fuerza mucho mayor que el dinero” que le pagaron por hacerlo, 2.000 dólares. Meza-Dierks, de origen venezolano, confiesa que no es de ver deportes por la televisión ni seguía a los Lakers, pero que le afectó la muerte de Bryant hasta el punto de sentir la necesidad de iluminar una pared que ahora cree que ha cobrado vida propia. “Es mi perspectiva sobre su muerte, sobre la luz brillante que había tras su figura”, explica.

Meza-Dierks es parte del documental sobre Kobe y el arte callejero que inspiró, la historia de cómo Kobe conectó a la gente a través de los murales. También una carta de amor de la ciudad que se cargó a los hombros en tantas tardes de apoteosis. Según Green, la muerte de Bryant sirvió para iluminar zonas olvidadas de la gran urbe, barrios sin arte, calles sin vida que revivieron con el recuerdo a su pantocrátor.

La parte espinosa del aniversario siguen siendo las demandas pendientes por resolver por el accidente en sí. Vanessa Bryant fue la primera en acusar de negligencia a la compañía de helicópteros que transportó esa nublada mañana de domingo a su marido y su hija. En un documento legal de 72 páginas, responsabiliza al piloto, Ara Zobayan, de la muerte de los Bryant y de los otros siete pasajeros que viajaban con ellos.

La viuda del jugador mantiene que el piloto de Island Express Helipcopters fue negligente en su decisión de volar esa mañana y que debió de haber cancelado el viaje en virtud de la situación, una tragedia de la que también responsabilizan a la compañía por no haber contado con una política de cancelación de vuelos bajo circunstancias meteorológicas adversas.

A la demanda de Bryant se sumaron los Altobelli, los Chester y los Mauser, para un total de nueve casos abiertos en relación al accidente entre tribunales estatales y federales. Hay una pendiente incluso por parte de la madre de Vanessa Bryant que clama una compensación financiera de su hija por trabajo sin remunerar como asistente personal durante años y niñera de sus nietos.

En la viuda del ídolo estarán centradas parte de la miradas durante el aniversario. Hace unos días solicitó a la prensa que sea “considerada” y evite mostrar imágenes de la escena del accidente o el helicóptero cuando se recuerde la muerte de su hija ‘Gigi’ y su marido. “Nuestro año ha sido lo suficientemente traumático”, dejó escrito en redes sociales. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles