El gobernador de California firmó la extensión de la moratoria de desalojos para proteger a las familias afectadas por el COVID-19

El gobernador Gavin Newsom firmó una legislación para extender la extensión de la moratoria de desalojos y de esta forma proteger a los californianos afectados por el COVID-19.

“El COVID-19 continúa devastando comunidades en todo nuestro estado y demasiados californianos quedan a un cheque de pago de perder sus apartamentos o casas. Estas familias necesitan protección y alivio ahora”, dijo Newsom.

La moratoria de desalojos en California se extendió hasta el 30 de junio de 2021; esta medida evitará que los inquilinos y los pequeños propietarios pierdan sus viviendas mientras la nación continúa enfrentando la pandemia.

“También estamos avanzando lo más rápido posible para implementar la parte de California del último proyecto de ley de estímulo federal, asegurando que hasta $2.6 mil millones en ayuda para inquilinos se administren de manera rápida, equitativa y responsable”, dijo el gobernador.

Cómo ayudarán los fondos de protección para inquilinos

Esos fondos federales serán dirigidos a los hogares en mayor riesgo con renta atrasada sin pagar, y ayudarán a los inquilinos a mantenerse a flote durante y después de esta pandemia. Los inquilinos con ingresos calificados y sus propietarios pueden optar por recibir asistencia de alquiler directa a cambio de la condonación de la deuda de alquiler anterior.

Newsom dijo que los inquilinos de bajos ingresos dentro del 50% del ingreso medio del área serán priorizados para el programa de ayuda. Los subsidios de alquiler se pagarían a los propietarios que acuerden condonar el 20% de sus deudas de renta sin pagar o cubrirían el 25% de los pagos atrasados para los propietarios que no deseen participar.

En resumen, el plan acordado extiende hasta el 30 de junio una ley estatal que impide que los propietarios desalojen a los inquilinos que no pudieron pagar su alquiler entre marzo y agosto a causa de la pandemia, y a aquellos que pagaron al menos el 25% de su alquiler. También usaría dinero federal para pagar hasta el 80% del alquiler sin pagar de algunos inquilinos. EC