Enumerar sus logros de una sola tacada es tarea complicada para la memoria, pero aún así quiere más. Tiene un límite, eso sí. Si le entregan otros dos anillos de la NBA con sus amados Lakers de Los Angeles y se cuelga el oro con sus colegas de la selección española de baloncesto, tendrá suficiente.

Lo logre o no, ya es, con mucha diferencia, el mejor jugador de la historia del baloncesto español, aunque los síntomas de petulancia y altivez siguen sin aparecer. Es cierto, pero Pau Gasol (Barcelona, 1980) es una de las estrellas más humildes que pululan por el firmamento angelino, un tipo sonriente y con una paciencia inagotable, capaz de firmar y firmar autógrafos y posar para fotos descompensadas con “bajitos” de todo tipo y color siempre que la ocasión lo requiera.

Quizá por eso, y por sus quilates de talento, lleva ya un anillo de la NBA, un Mundial y un Campeonato de Europa. Y lo que queda.

¿Le hace falta otro Mundial o volvería a jugar por el placer de estar con la selección española?
No es cuestión de necesidad. La selección es una ilusión y un orgullo muy grande, además de un lujo por poder compatir con el equipo que tenemos. Es algo que he disfrutado durante muchos años y espero poder hacerlo alguna vez más, aunque  este verano va a ser muy complicado.

Supongo que es una decisión imposible de tomar en estos momentos, con los playoffs en puertas.

Está claro que con los comentarios que hago de vez en cuando ya queda claro por dónde van los tiros. No hace falta ser un experto en descifrar códigos.

Aunque podría ser un broche de oro a su carrera, se puede decir que usted ya ha cumplido con creces, ¿o todavía quiere más?
Hombre, en principio no tenía las expectativas de conseguir todo lo que he conseguido en en mi vida, pero quiero seguir en la misma línea que he llevado durante estos años y que luego esto me traiga lo que tenga que traer. No se si va haber broches de oro o no. Yo voy por mis objetivos que ahora mismo son ayudar a los Lakers a conseguir este segundo anillo que tenemos ahora mismo delante, y luego iremos a por el siguiente.
 
¿Su sueño, la utopía absoluta, cuál es?
Ganar un par de anillos más con los Lakers y ganar los Juegos Olímpicos del 2012. Y gracias a todos.

¿Ninguna lesión tiene una lectura positiva pero ¿cree que la de Kobe le ha servido para darle una idea de lo que es capaz de hacer en términos de liderazgo?
Es la primera vez que he jugado partidos sin estar con Kobe en cancha. Y sí cambia la perspectiva del juego, cambia un poquito las opciones del equipo dentro de la pista y sí que es diferente. El equipo de momento reaccionado bien y ha respondido. Y esperamos seguir asi hasta que Koby se recupere porque para nosotros es un jugador de primerisimo nivel, de mas alto nivel y nos va a ser mucha falta de cara a nuestro club
 
¿Dicen las malas lenguas que el equipo va mejor sin el?
Las opiniones siempre son varias y diversas. De momento hemos jugado varios partidos buenos, pero no sé si será algo significativo como para llegar a esa conclusión.
 
¿Le costará volverse a acoplarse al equipo?
Para nada. Este es su equipo. Aquí es la maxima figura de la franquicia y el mayor anotador de los Lakers. El está por encima de cualquier especulación

¿Ve a Cleveland con más sensación de peligro que el año pasado?
Sí. El año pasado tuvieron el mejor récord de la temporada regular, pero perdieron la final de conferencia con Orlando. Es un equipo que llegaba muy bien de forma, con muchas ganas de conseguir ese anillo, igual de ganas que teniamos nosotros el ano pasado. Afortunadamente lo conseguimos y vamos a ver que pasa este año. Va ser sin duda muy difícil de conseguirlo pero vamos a ser lo que podamos para lograrlo.
 
¿Pensó que iba a ser el mejor jugador español de la Historia y sobre todo con tanta diferencia después de ver por la televisión a gente como Epi, Solozabal y Margall?
Nunca lo he pensado, ni lo pienso ahora, la verdad. Yo sigo haciendo lo que disfruto que es jugar a baloncesto, ser efectivo e irme a la cama tranquilo. Es mi personalidad y no puedo hacer nada al respecto.

¿Será lo suyo como el récord de Bob Beamon, que mantuvo su legendaria marca de 8.90 durante décadas?
No tengo tantos poderes como para saber qué pasará, pero estoy seguro que en uno años saldrán grandes jugadores y seguro que algún jugador conseguirá lo que yo he conseguido y quizá alguna cosa más.

¿Puede ser que sea Ricky Rubio?
Ricky va tener una carrera exitosa porque es un talento para jugar este deporte, pero todo depende de lo que pueda conseguir a nivel colectivo.

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes