Argentina vs Francia, en pos de un lindo sueño por cumplir

Francia cuenta con el ataque más temible de todo el campeonato, pero Argentina tiene a un Messi que ha vuelto a maravillar

“Hay momentos decisivos en la vida. Este es uno de ellos”. La frase es de Bud Fox (Charlie Sheen) segundos antes de conocer a su ídolo, el magnate Gordon Gekko (Michael Douglas) en Wall Street, la cinta de Oliver Stone de 1987. Para Leo Messi será el domingo en la final de Argentina vs Francia. Y para el medio mundo que quiere verle levantar el Mundial y encumbrarse como el mejor jugador de todos los tiempos, también. El problema es que en frente tiene a una potencia, al actual campeón mundial, la Francia de Mbappé.

Se espera que la final del domingo de Argentina vs Francia sea un choque más emocional que táctico. Los nervios son palpables. No solo Argentina entera quiere llevarse la copa. Millones de personas a nivel mundial están con Messi. Se ha ganado el cariño y el apoyo tras décadas de genialidad y humildad sobre el campo, de demostrar que el talento y la arrogancia no siempre van de la mano.

En juego está la última oportunidad para Messi de cumplir su sueño con 35 años de edad. El astro ya ha dicho que será su último Mundial, al que ha llegado más en forma de lo que muchos podían esperar debido a su edad y su último año en el PSG, probablemente el peor de su carrera a nivel de clubes.

Pero Messi es Messi y ha vuelto a maravillar. De nuevo. Sus actuaciones frente a México, Australia, Holanda y Croacia han resultado fundamentales para llevar a la albiceleste de nuevo hasta la final. Solo le falta un paso, con el factor sentimental a favor, la grada, que volverá a estar llena de argentinos en Qatar, y la motivación añadida de compañeros arropándole como Julián Álvarez, Enzo Fernández o Rodrigo de Paul tras firmar un notable Mundial.

Mbappé y Griezmann serán fundamentales en el ataque de Francia.
Mbappé y Griezmann serán fundamentales en el ataque de Francia. Foto: Facebook selección de Francia.

Una final que sabe a revancha

Los gauchos volverán a verse las caras con la Francia que les eliminó en Rusia en la ronda de octavos de final. El 4-3 dejó claro el potencial de los galos, que cuentan con el ataque más temible de todo el campeonato. Si Mbappé, Dembelé y Griezmann tienen el día, poco podrá hacer Argentina para detenerlos.

Son poderosos en todas las líneas, con defensas como Koundé, el portero Hugo Lloris y un centro del campo donde Tchouaméni y Rabiot se han movido con soltura frente a todos sus rivales. La victoria contra Marruecos por 2-0 en semifinales les ha devuelto la confianza tras el duro partido frente a Inglaterra. Tan solo cuentan con las dudas de las bajas de última hora por gripe como Varane y Konaté, que podrían no estar, además de Rabiot y Upamecano.

Francia espera que se recuperen para presentar su once de gala y arruinarle el sueño a Messi. Sería su segunda final perdida tras la de 2014 frente a Alemania. Pero el sentimiento ahora es distinto. La victoria en la Copa América del año pasado le quita presión, y así se lo ha hecho saber la grada. Con lo logrado ya están más que satisfechos, aunque si llega, sería un lindo sueño cumplido para Argentina. Y para más de medio mundo también. EC

Artículos que podrían interesarte

Suscríbete a nuestra newsletter

NO TE PIERDAS NINGUNA NOTICIAS

Compartir este artículo

¡Obtén tu dosis semanal de noticias!

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe actualizaciones semanales del Mundial de Fútbol, así como de otros temas populares