Después de un desastre natural es común que organizaciones humanitarias pidan donativos para ayudar a las víctimas. Pero hay que tener cuidado porque algunos delincuentes buscan aprovecharse de la generosidad de otros.

El FBI y el Centro Nacional para el Fraude de Desastres reciben regularmente quejas y denuncias de supuestos fraudes. Los delincuentes aprovechan para enviar correos electrónicos fraudulentos y crear páginas de internet falsas con el fin de quedarse con el dinero destinado a donativos.

Para que no le timen su dinero, el FBI aconseja lo siguiente:

• No responda a correos electrónicos que no haya solicitado. Tampoco haga clic en los enlaces incluidos en estos mensajes, ya que podrían contener un virus de computadora.

• Trate con escepticismo a individuos que dicen representar a miembros de organizaciones caritativas u oficiales que solicitan donativos a través del correo electrónico o las redes sociales.

• Tenga cuidado con organizaciones que tienen nombres similares pero que no son iguales a las organizaciones de caridad de buena reputación.

• Verifique la legitimidad de las organizaciones sin fines de lucro utilizando varios recursos en internet para confirmar que en realidad existen y que en verdad son organizaciones legítimas sin fines de lucro.

• Done directamente a organizaciones conocidas en lugar de otras que hacen la donación por usted. De esta manera se asegurará de que sus contribuciones serán utilizadas para su propósito original.

• No se deje presionar para dar una contribución. Las organizaciones caritativas legítimas no usan este tipo de tácticas.
Sea consiente de con quién estás realizando una transacción cuando proveas tu información personal y financiera. Dar este tipo de información podría hacerlo más vulnerable al robo de identidad.

• Evite hacer donativos de dinero en efectivo. Pague con una tarjeta de crédito o haga un cheque directamente a la organización. No haga cheques a nombre de individuos.
Las organizaciones caritativas legítimas generalmente no solicitan donativos a través de servicios y transferencias de dinero. La mayoría de estas organizaciones tienen sitios de internet que terminan en .org en lugar de .com.

Puede reportar cualquier situación sospechosa o páginas de internet fraudulentas al Centro de Quejas de Delitos Cibernéticos del FBI (www.ic3.gov/complaint/default.aspx). EC

Información cortesía de Contenido Latino

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes