Quiénes son las víctimas, cómo funciona el fraude, quiénes lo cometen y qué puede hacer el público para proteger su dinero

Los estafadores no descansan nunca, siempre están al acecho de nuevas víctimas, por lo general personas de la tercera edad, para no solamente robarles su dinero sino hasta sus datos personales. Y para no caer siempre en la misma modalidad, van cambiando sus tácticas y la forma de cometer sus fechorías.

Uno de los casos más recientes es el de las estafas de lotería, el cual se ha venido repitiendo en muchas partes de Estados Unidos. Por eso y ante el caso de una maestra jubilada, quien fue engañada por estafadores de lotería, y otros casos similares, el FBI quiere alertar a las personas de la tercera edad, ya que estos criminales se están aprovechando de su vulnerabilidad.

Todo comenzó cuando la maestra de 83 años del estado de Virginia recibió una llamada de un desconocido que le hacía saber que había ganado un supuesto premio de lotería. La víctima terminó pagando más de 500,000 dólares —lo que tenía ahorrado para su jubilación— en supuestos impuestos y gastos administrativos a estafadores profesionales de Jamaica.

“Lo primero que deben saber es que los estafadores de lotería no tienen empatía por las personas de la tercera edad”, dijo el agente especial John Gardner, quien investigó el caso desde la oficina local del FBI en Washington. “Para ellos, lo único que importa es el dinero”. Desafortunadamente, las personas de la tercera edad son muy fáciles de estafar; puede ser que tengan dificultades financieras o que tengan suficiente dinero para ellos, pero quieren dejarles a sus hijos una herencia. Algunos pueden estar sufriendo de deterioro mental o demencia. “Otros se sienten tan solos, que lo que quieren es alguien con quien hablar”, explicó Gardner. “Así algunos estafadores se convierten en los mejores amigos de sus víctimas”.

El esquema

No es solo la vulnerabilidad de las personas mayores lo que ayuda a los estafadores con el esquema de fraude, sino también la tecnología. Estos delincuentes, muchos de ellos provenientes de Jamaica, usan el internet para disfrazar sus llamadas con números de Estados Unidos, usando códigos de ciudades como Las Vegas.

“Los estafadores de lotería de Jamaica son un grupo de crimen cibernético organizado”, dijo Gardner. “Son muy unidos, muy estructurados y tienen socios que les ayudan a lavar el dinero en Estados Unidos”.

Los delincuentes que hacen las llamadas tienen experiencia y son muy manipuladores. También hablan excelente inglés, incluso practican un guion con refutaciones y lo siguen cuidadosamente. Escogen a víctimas de cierta edad y hasta compran listas de contactos que están ampliamente disponibles en internet.

Paul Laing era el líder del grupo de delincuentes que estafó a la maestra. Él fue el que le dio las instrucciones a la maestra y a otras víctimas para que enviaran fondos a través de transferencias bancarias, el correo de los EE.UU., y otros medios directamente a él o a sus cómplices en los EE.UU. Esos cómplices —las mulas de dinero— se quedaron con una porción de las ganancias y el resto se lo mandaron a Laing.

Laing fue uno de los siete individuos identificados y arrestados como resultado de la investigación del FBI después de que recibieron la queja de la maestra. Laing recibió 10 años de prisión por liderar el esquema y defraudar a varias personas mayores.

Consejos para no ser una víctima:

• No pague dinero por un supuesto premio de lotería o por un premio de sorteo. Los sorteos legítimos no requieren pagar por un seguro, impuestos o gastos de envío o trámites para reclamar un premio.

• No envíe dinero a través de compañías de transferencia de dinero comerciales, ya que es como mandar dinero en efectivo. Cuando el dinero ha sido enviado, hay muy pocas posibilidades de recuperarlo.

• Recuerde que los números de teléfono pueden ser falsos. El internet permite a los estafadores ocultar su código de área para que parezca que están llamando desde un área local, pero podrían estar llamando desde cualquier parte del mundo.

Cómo denunciar una estafa

Si tiene información sobre una estafa de lotería, llame sin costo a la línea del FBI: 1-800-CALL-FBI (1-800-225-5324). También puede contactar al FBI a través de sus oficinas locales o en la embajada o consulado de Estados Unidos más cercano. EC 

Con información de Contenido Latino

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes