El abuso puede ocurrir en cualquier parte

El abuso de personas mayores puede ocurrir tanto en el hogar con familiares o amigos, o en un hogar de ancianos con los profesionales que los cuidan. En el 90% de los casos el agresor es algún miembro de la propia familia. Además del daño físico, el abuso también incluye aprovecharse de las finanzas, desatención, abuso sexual o abandono. La mayoría de los abusos incluyen amenazas verbales o palabras que hieren. Sin embargo, los ancianos pueden tomar una serie de medidas para protegerse de estos atropello, entre ellos elegir a una persona de confianza para que los ayude a tomar decisiones importantes en relación a los cuidados médicos, planes de vida y asuntos económicos. Además, es bueno que las personas mayores traten de implicarse en todo lo que les afecte directamente.

Piénselo. Es un crimen

La oficina del Procurador General de California está implementando la fase final de una campaña estatal de educación pública que lleva tres años, cuya meta es educar al público sobre la incidencia y gravedad de este problema. La campaña “Piénselo. Es un crimen” ha colaborado con organismos locales, agencias para el cumplimiento de la ley y organizaciones comunitarias a fin de que el público aprenda a reconocer y notificar a las autoridades los casos de crímenes contra ancianos y adultos dependientes.

Denúncielos

Si usted o algún anciano que conoce ha sido víctima de abuso, solicite ayuda a otros miembros de su familia o amigos, o recurra a las organizaciones de su comunidad. Solicite ayuda o asesoramiento. Consulte su caso con un médico, especialmente cuando haya sufrido lesiones físicas. La línea telefónica especial para denunciar ante las autoridades sus sospechas de casos de maltrato de ancianos o adultos dependientes es la 1 (888) 436-3600. El Centro Nacional de Información sobre la Salud de la Mujer ha creado una sección especializada para el abuso de ancianas, con el fin de proporcionar recursos e información a las ancianas víctimas de abusos. Llame al 1 (800) 799-7233 ó al número TTY 1 (800) 787-3224. EC

Esta información llega a usted mediante la colaboración de Paul Seave,
Procurador General Adjunto de la oficina del Procurador General de California.

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes