La policía ha advertido a los residentes de la ciudad de Riverside, debido al incremento en el número de denuncias, que tengan especial cuidado con las estafas telefónicas estos días

Hay alguien que se está aprovechando de otras personas, tanto de los más desinformados como de los que tienen antecedentes penales. Esto lo logra haciéndose pasar por una fuerza de la ley. Lo que hace este individuo es, básicamente, pedir dinero a la persona al otro lado del teléfono.

No es el único delito de este particular “artista” del espionaje sino que, además, utiliza esta supuesta posición de poder para obtener información personal, recurriendo a amenazas si es necesario.

Para más detalles, y siempre siguiendo la información salida desde los oficiales de policía, el personaje en cuestión dice tener el rango de teniente y demanda pagos de diferentes cifras utilizando una tarjeta de débito Green Dot. Todo esto, previa advertencia al receptor de la llamada, de que tiene arrestos pendientes.

Al respecto, el oficial de policía, Javier Cabrera, afirmaba que “no es común que el Departamento de Policía de Riverside notifique vía telefónica a nadie que tenga arrestos pendientes”.

Estas tarjetas, las Green Doy, se pueden conseguir en tiendas minoristas como CVS o Kmart, donde los compradores ingresan fondos mediante dinero en efectivo o transfiriendo dinero desde su banco o la compañía de su tarjeta de crédito. Además, de acuerdo a la página web de Green Dot, también se puede añadir dinero mediante el sistema conocido como PayPal.

Sin embargo, no es un hecho aislado, ya que el Departamento de Policía de Corona ya advirtió desde el mes pasado a los residentes en la ciudad sobre este tipo de estafas, precisamente, también con tarjetas Green Dot de por medio. Sin embargo, en estos casos, los atracadores –no se les puede calificar de otro modo– se identificaban a sí mismos como prestamistas de bancos. Sea como fuere, tenga cuidado y denuncie cualquier intento de estafa. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes