10 por ciento de los hogares tienen fugas que desperdician 90 galones de agua o más diariamente, pero hay medidas fáciles para evitar que el agua se siga tirando

 

El Comité del Agua de Valle Central afirma que educar a la comunidad sobre la importancia crítica de la conservación del agua ha sido durante mucho tiempo una prioridad, por ello, en conjunto con la Agencia de Protección Ambiental (EPA), llevaron a cabo, en este mes,  la semana de  “Repare una Fuga”, en donde se le dieron consejos útiles a la población del Valle Central de cómo debe revisar y, en su defecto, reparar las pequeñas fugas en su hogar.

Las fugas más comunes, afirma EPA, normalmente son las aletas de desagüe en los inodoros, los grifos que gotean y otras válvulas. Estas se pueden corregir fácilmente; al reparar estas fugas se puede ahorrar más del 10 por ciento de la factura del agua en su vivienda. Es como ahorrar uno por cada 10 dólares gastados en este vital líquido.

Según la EPA, el 10 por ciento de los hogares tienen fugas que desperdician 90 galones de agua o más a diario. Como ejemplo, indica, un inodoro con goteo puede desperdiciar más de 200 galones diariamente; una cabeza de regadera que está goteando a un ritmo de una gota por segundo puede gastar más de 3 mil galones al año; un sistema de irrigación de 60 libras por pulgada cuadrada con una fuga del tamaño de una moneda de 10 centavos puede desperdiciar hasta 6 mil 300 galones de agua al mes.

En otras palabras, en un año las fugas de agua en su hogar pueden desperdiciar suficiente líquido como para llenar una piscina,

El uso eficiente del agua es importante porque mientras más se está poblando el Valle de San Joaquín, mayor presión existe sobre las reservas limitadas de agua. Por tal motivo, al usar únicamente lo que necesita, colabora a que esta creciente necesidad de líquido esté bajo control. EC

Compartir

Más artículos de interes