Sea el caso que sea, el conducir una motocicleta requiere de habilidades y responsabilidades especiales porque si llega a ocurrir un accidente, el riesgo de sufrir lesiones graves es mayor que cuando se conduce un auto. Como conductor de una motocicleta, no puede tener la certeza de que otros lo verán o le cederán el paso. Para reducir las posibilidades de que ocurra un choque el conductor necesita conocer sus responsabilidades, aquí le presentamos algunas:

• Hágase visible. Vista la ropa adecuada, use la luz delantera y conduzca en la mejor posición del carril para ver bien y ser visto por otros conductores.

• Comunique sus intenciones. Utilice las señales apropiadas al conducir: luz de frenos, luces laterales y posición de carril.

• Mantenga distancia de seguridad adecuada. Permítase suficiente espacio al seguir y ser seguido por otros vehículos, así como al compartir carrilles de circulación, y al rebasar y ser rebasado.

• Observe el camino que recorre. Al ir conduciendo, tenga una referencia visual de lo que pueda encontrarse en el camino. Mire adelante y mida la distancia de los tramos que recorrerá en un periodo de 10 a 15 segundos. Esto le ayudará a identificar y diferenciar posibles situaciones peligrosas.

• Esté listo para actuar. Permanezca alerta y sepa cómo llevar a cabo las maniobras correctas para evitar un choque.

Consejos para asegurar un mejor control de su moto
Nos enfocaremos en la posición adecuada del cuerpo, por ejemplo:
La postura. Siéntese y asegúrese de poder usar los brazos libremente y sin dificultad, sin importar que su espalda no quede en una posición estrictamente recta.

Al sentarse. Colóquese lo bastante cerca del manubrio como para alcanzar las manijas con los brazos algo doblados. Esto le permitirá también voltear el manubrio sin tener que estirarse de más.

Las manos. Sujete las manijas con firmeza. Ajuste el manubrio de modo que le permita maniobrar con facilidad, esto también le permitirá usar los músculos correctos para dirigir el aparato con precisión.

Las rodillas. Apriete las rodillas contra el tanque de gasolina. Esto le ayudará a mantener el equilibrio cuando tenga que dar una vuelta.

Los pies. Apoye los pies firmemente en los reposapiés para mantener el equilibrio. No arrastre los pies sobre el suelo porque podría perder el control del vehículo, manténgalos cerca de los controles. Tampoco apunte la punta del pie hacia abajo, ya que podría quedar atrapada entre la carretera y los pedales de apoyo de la motocicleta.

Información cortesía del Manual del Motociclista de California

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes