Tener su automóvil en buen estado requiere darle mantenimiento según lo especifique el manual del propietario, pero algunos de estos servicios ya no se hacen como antes o simplemente ya no es necesario llevarlos a cabo, especialmente en los automóviles modernos. Por ejemplo, se puede comenzar con el mito más grande: el cambio de aceite generalmente recomendado a las 3,000 millas/tres meses de uso.

GM, por ejemplo, cuenta con su Sistema de Duración del Aceite (OLS, por sus siglas en inglés), mediante el cual le avisa a los conductores exactamente cuándo deben cambiar el aceite basado en los hábitos individuales de conducción; un conductor que usa su carro un promedio de 15,000 millas por año podría ahorrarse de dos a tres cambios de aceite por año.

Además de cambiar el aceite del motor, otros servicios han cambiado con los años, particularmente dentro de las primeras 60,000 a 100,000 millas de uso.

Servicios que ya no son rutinarios
Calibraciones: Los motores de hoy tienen sistemas controlados por computadora que aún deben revisarse, pero no necesitan la calibración tradicional cada pocas miles de millas. Una calibración estándar incluía piezas nuevas de encendido como tapa del distribuidor, bujías, platinos y rotores. Además de las bujías, que usualmente no se deben cambiar hasta las 100,000 millas, los autos de hoy no están construidos con platinos y rotores, y muchos motores no tienen tapas del distribuidor que se deben cambiar con frecuencia.

Lavado anual del radiador: Los fabricantes han realizado avances significativos en los sistemas de enfriamiento de los motores en los últimos años con los sistemas cerrados que recirculan el líquido refrigerante. Estos nuevos sistemas no pierden el líquido tan seguido y los fabricantes de estos productos también han realizado adelantos en los componentes químicos de sus productos con materiales sintéticos, haciendo que el lavado anual del radiador sea innecesario. Sin embargo, es importante revisar los niveles de fluido periódicamente, especialmente antes de viajes largos y usar el refrigerante recomendado por el fabricante.

Alineación de ruedas: A pesar de que es importante mantener los neumáticos adecuadamente inflados y cuidados, no siempre es necesario tener que alinearlos cada vez que se los rota. La mayoría de los fabricantes recomiendan un alineamiento y balanceo de ruedas sólo si hay una razón importante, como el auto yéndose para un costado.

Todavía se necesitan algunos servicios de mantenimiento de rutina, pero no en la mayoría de los casos; así que, compare lo que recomienda su manual del conductor con lo que le sugieren y posiblemente evitará gastar dinero en mantenimiento innecesario.

Información cortesía de Featurettes

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes