Una vez hecho el diagnóstico pertinente, puede ser algo sencillo de reparar o de plano el vehículo necesita atención mecánica especializada.

Para evitar una descompostura inesperada, lo mejor es la prevención. Después de llevar su vehículo a una revisión de rutina, una sencilla inspección de las llantas, los líquidos del motor, las bandas y las mangueras, puede ayudarle a evitar costosas reparaciones. Siga estos valiosos consejos:

Sistema de enfriamiento
Cuando el motor esté frío, revise el anticongelante y asegúrese de que el radiador no esté tapado. Cuando lo haga, mantenga las manos lejos de las aspas del ventilador y nunca quite la tapa del radiador con el motor caliente. Además del anticongelante, revise el nivel del aceite y los líquidos de la dirección hidráulica, los frenos y la transmisión.

Medidor de temperatura
Si el medidor llega a la zona roja o se enciende la luz indicadora de alta temperatura, pare en un lugar seguro y apague el motor. No quite la tapa del radiador. Conducir un auto con el motor sobrecalentado puede causar serios daños.

Aceite
En temperaturas altas, se necesita un tipo de aceite que brinde protección adicional al motor. Los de mayor grado de rendimiento de combustible brindan grandes ahorros en comparación con los aceites con mayor grado de viscosidad.

Bandas y mangueras
Inspeccione todas las bandas y mangueras en busca de señales de desgaste, como abultamientos o rajaduras. Si se ven desgastadas, cámbielas.

Llantas
Con el calor es más probable que se revienten las llantas que no están bien infladas. Examine la presión de todas las llantas una vez al mes. Para saber cuál es la presión adecuada para su vehículo, búsquela en el marco de la puerta del conductor o consulte con el manual de propietario.

Batería
Las altas temperaturas pueden acortar la vida de la batería de su vehículo. Revise que la batería y los cables no tengan corrosión, rajaduras ni suciedad. Si la batería está débil, cámbiela.

Luces
Cheque las luces altas y bajas, así como las de los frenos, las direccionales, las laterales y las intermitentes.

Exterior del vehículo
Lave el vehículo regularmente para conservar el acabado. Cuando esté seco, aplique una capa de cera al exterior para proteger la superficie.

Emergencias
Mantenga un equipo de emergencia en la cajuela del vehículo con artículos básicos en caso de que se descomponga el auto. Incluya un cuarto de aceite, un galón de agua para beber, cables para pasar corriente, líquido limpiador para el parabrisas, herramientas básicas, guantes, una linterna con baterías de repuesto y un botiquín de primeros auxilios.

Información proporcionada por Featurettes

Para más información: [email protected] ó 1-800-242-2527.

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes