“La mayoría de los autos de hoy están diseñados para sobrevivir el descuido de los peores conductores. Generalmente, ninguna parte del automóvil necesita ser cambiada antes de cinco o seis mil millas”, dice el experto. “Una inspección preventiva ayuda a planear con anticipación cualquier cambio necesario”. Los conductores pueden revisar regularmente la batería, el nivel del refrigerante, los frenos y las llantas. “Al revisar estos elementos usted mismo evitará sorpresas cuando realice el mantenimiento de rutina con su mecánico”, añadió.

Pensemos, por ejemplo, en el cambio de aceite. “La mayoría de los fabricantes de autos recomiendan hacer cambios de aceite cada 3,000 millas, pero con el aceite producido actualmente es posible extender este plazo sin dañar las piezas mecánicas de su auto“, explica el mecánico.

Siga este plan de mantenimiento
• Cada 30 días: Una llanta que está un 20 por ciento desinflada (por debajo del nivel recomendado) se gasta mucho más rápido y aumenta el consumo de gasolina del vehículo. Tener a la mano un medidor y comprobar la presión de aire de las llantas conforme al nivel recomendado en el manual del conductor o en el interior de la puerta, una vez al mes, garantiza la seguridad del conductor y puede ahorrarle dinero.

• A las 5,000 y 15,000 millas: Cada 5,000 millas los conductores deben reemplazar el aceite y el filtro de aceite. Cada 15,000 deben reemplazar el filtro de aire y hacer rotación y balanceo de las llantas.

• Cada 10,000 millas: Si los conductores están tratando de ahorrar dinero, pueden reducir costos al inspeccionar su vehículo cada 10,000 millas en busca de cambios “físicos”, y así reducir gastos que más adelante podrían costarle más dinero.

• De 30,000 a 60,000 millas: Debe cambiar el refrigerante del radiador y el líquido de la transmisión. “Cambiarlos antes de 30,000 millas puede ser un poco exagerado”, señala el especialista. Si es necesario, reemplace la banda del tiempo y las bujías después de 60.000 millas. Recuerde, no hay necesidad de cambiar piezas hasta que no han llegado al final de su vida útil.

• 60,000 millas y más: En la actualidad la gasolina está muy bien procesada, por lo que no se encontrarán muchas impurezas en ella. Por ende, no debería haber necesidad de cambiar el filtro de combustible antes de 60,000 millas.

Tenga en cuenta que cada auto y plan de mantenimiento es diferente; el conductor debe usar su mejor juicio al tomar decisiones referentes a sus vehículos.

Información cortesía de PR Newswire

¿Comentarios? Escriba a: [email protected] o llame al: 1(800) 242-2527.

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes