• El rotor gira y genera un campo magnético según la tensión que se le brinda por las escobillas.
• Las escobillas hacen posible el paso de tensión al rotor. El rozamiento de la escobilla con el rotor provoca el desgaste de éstas, que se va compensando por la acción de un muelle que las va aproximando a medida que se gastan. Al culminar su vida útil ya no es posible esta solución debido al desgaste total sufrido y se hace necesario remplazarlas por unas nuevas.
• El estator está constituido por tres bobinas conectadas y tres salidas que generan corriente, siendo así el encargado de generar la tensión de salida.

Fallas comunes
1. Escobillas desgastadas. El rozamiento provoca un desgaste irreversible con la única solución de tener que cambiar las viejas escobillas por unas nuevas. Las señales de que están fallando suelen ser una disminución progresiva de la tensión, detectándose saltos en el amperímetro cuando se revisa la carga del alternador. Cambiar las escobillas es algo sencillo, ya que no es necesario desarmar el alternador sino simplemente desmontar una tapa y cambiarlos.

2. Rotor defectuoso. Un daño en el rotor provoca una baja de tensión o tensión nula. Es necesario corroborar que el colector no este dañado y que la bobina no tenga fugas de tensión al rotor.

3. Daños en puente rectificador. El puente rectificador convierte la corriente alterna en continua y está formado por diodos. Si alguno de éstos diodos sufre fallas provocará fallos en la tensión, no convertirá adecuadamente la corriente e incluso ocurrirá la desaparición total de la tensión. Un diodo básicamente conduce la electricidad en una dirección mientras que no le permite pasar en el sentido opuesto. Si se encuentra un diodo defectuoso hay que cambiarlos todos, pues generalmente están montados en una misma unidad.

4. Estator dañado. Provoca la pérdida total o parcial de la tensión.

5. Regulador averiado. Debido a la variedad de reguladores existentes, la forma más práctica de saber si están averiados es cambiarlos por uno que funcione bien. Se debe revisar que el regulador no tenga piezas quemadas o contactos dañados.

¿Comentarios? Escriba a: [email protected] o llame al: 1(800) 242-2527.

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes