No use detergente doméstico; puede tener sustancias que rayen la pintura. Vuelva a lavar con agua las partes que no hayan quedado limpias y seque muy bien con una toalla vieja de algodón o tela suave y absorbente.

Debe de pulirse la pintura generalmente cada 4 o 6 meses. Aplique el pulimento según las instrucciones del fabricante. Los productos pulidores en spray que sólo hay que aplicar y secar sirven para automóviles nuevos y para aquellos cuya pintura está en buenas condiciones.

Si su coche tiene más de 2 años, se probable que la pintura se haya quemado; en tal caso, use un limpiador-pulidor ligeramente abrasivo para quitar la capa superior de pintura quemada. Limpie la superficie y sáquele brillo a mano con un trapo limpio y suave (una pulidora eléctrica podría dejar marcas circulares).

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes