Un tanque de gasolina limpio mejorará el rendimiento del motor y hará más eficiente el consumo de combustible del vehículo 

El cambio de la bomba de combustible del auto no es algo de lo que se hable muy a menudo; sin embargo, forma parte del mantenimiento de rutina que merece especial atención.

El Car Care Council recomienda que, cuando llegue el momento de reemplazar la bomba de combustible, se limpie a fondo el tanque de gasolina para evitar daños en la bomba nueva. Un tanque de gasolina limpio también puede asegurar un rendimiento máximo del motor y eficiencia en el consumo de combustible.

De esta forma, lo más conveniente es enfocarse primero en limpiar el tanque de gasolina. Los expertos de Care Care Cooncil ofrecen una lista de 10 pasos para hacer este trabajo, independiente de si lo hace el propio conductor o un técnico profesional:

1. Vacíe el tanque de gasolina en un recipiente aprobado.

2. Limpie el óxido y los residuos de la parte superior del tanque de gasolina.

3. Retire la bomba de combustible.

4. Agite el tanque de gasolina. Quite la gasolina y los residuos restantes.

5. Limpie el interior del tanque con una mezcla de jabón de baja espuma y agua.

6. Agite la solución de limpieza dentro del tanque.

7. Vacíe el tanque y seque con aire comprimido.

8. Limpie el tanque con una toalla sin pelusa.

9. Inspeccione el tanque visualmente. Reemplace el tanque si está dañado.

10. Confirme que el tanque esté completamente seco (puede tomar aproximadamente 30 minutos).

“La limpieza del tanque de gasolina no solo mejorará el rendimiento del motor, sino que además permitirá una mejor economía de consumo de combustible para que usted pague menos al llenar el tanque, un objetivo de la mayoría de los propietarios de vehículos”, dijo Rich White, director ejecutivo del Car Care Council. EC 

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes