Redacción EC | 28 de septiembre de 2011

 

Uno de los momentos más esperados por los adolescentes es poder conducir un auto. Sin embargo, los jóvenes conductores de entre 15 y 20 años de edad tienen un riesgo mayor de sufrir un accidente automovilístico debido a su falta de experiencia detrás del volante.

 

Para reducir este riesgo, muchos estados (incluido California) emiten licencias provisionales que ayudan a los conductores principiantes a aprender a manejar bajo situaciones seguras y supervisadas.

 

Aunque un buen seguro de auto puede proteger a un adolescente en caso de que ocurra lo inesperado, lo mejor es enseñarle a conducir en un ambiente seguro, desarrollando hábitos que disminuyan el riesgo de un accidente.

 

Con este mismo fin, las licencias provisionales permiten al conductor familiarizarse poco a poco con su auto y con las leyes de tránsito antes de recibir su licencia normal de conductor.

 

Las principales restricciones para un conductor con una licencia provisional incluyen:

• Un período de aprendizaje extendido manejando bajo supervisión

• Un mínimo de horas supervisadas por un adulto durante el período de aprendizaje

• Restricciones al conducir en la noche y transportar pasajeros adolescentes durante los meses iniciales después de recibir la licencia provisional

• Requisitos para que el conductor y los pasajeros se abrochen el cinturón de seguridad

 

Además de estas limitaciones, podrían existir requisitos adicionales que el conductor debe cumplir antes de poder obtener una licencia normal, como por ejemplo:

• Aprobar exámenes de visión y de manejo

• Completar cursos avanzados de seguridad al conducir

• No conducir bajo la influencia del alcohol u otras drogas

• No haber chocado o cometido infracciones durante un período determinado antes de solicitar la licencia normal

 

Las leyes de tránsito y características de las licencias provisionales pueden variar de un estado a otro, por lo que es importante consultar las disposiciones que aplican en tu localidad.

 

No olvide elegir un seguro adecuado para el adolescente. Debido a que las primas del seguro podrían aumentar al agregar a un conductor principiante, le sugerimos preguntar a su agente sobre posibles descuentos que podrían aplicar para un conductor adolescente, por ejemplo, por ser un buen estudiante o por completar ciertos cursos aprobados de manejo.

 

Con la ayuda de estas licencias provisionales su hijo o hija estará preparado para manejar responsablemente, cuando por fin tenga en sus manos su propio vehículo. EC

 

Fuente Allstate. Distribuido por Contenido Latino

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes