Antes de hacer su elección
• Las reparaciones son una consecuencia real de la compra de un coche usado. Es probable que a algunos de estos modelos, con menos años en el mercado, les quede aún parte de la garantía del fabricante, algo que no ocurre en los modelos más viejos. Sin embargo, la necesidad de reparaciones no tiene que frenar necesariamente la compra de un vehículo usado, si determina con antelación cuánto pueden costar esas reparaciones, y crea un presupuesto adecuado.

• Probablemente ya tenga algunas marcas y modelos en mente. Pero antes de decidirse por uno, compare el costo de las piezas de repuesto necesarias para las reparaciones y mantenimiento más comunes. Tal vez un modelo se venda por $5,000 menos que su favorito, pero si el costo de las piezas de repuesto es un 20 ó 30 por ciento mayor que las del otro vehículo, el modelo más costoso podría ser realmente una mejor opción. Use recursos en línea como https://www.rockauto.com/ para comparar los precios de las piezas de repuesto. El Indice de Reparación de este sitio Web, presenta automáticamente los precios de piezas de repuesto de la compañía, de acuerdo al año, marca, modelo y tipo de pieza.

• Luego, analice el historial de reparaciones de una marca y modelo en particular con una fuente como https://www.consumerreports.org/. Esta organización cuenta con una enorme base de datos de información acerca de casi todas las marcas y modelos disponibles en los Estados Unidos.

Cuando encuentre el vehículo de su preferencia
• Cuando encuentre el vehículo que le interesa, analice su historial de reparaciones y mantenimiento. Solicite un reporte del historial del vehículo a una fuente como https://www.carfax.com/. El reporte también puede ayudarle a detectar discrepancias en la lectura del odómetro, a saber si el vehículo fue usado en una zona propensa a inundaciones, o a descubrir si se reconstruyó luego de sufrir un accidente tan serio que fue declarado “pérdida total”.

• No compre un auto usado hasta que su mecánico lo haya inspeccionado. Ni siquiera el de un concesionario que ofrece vehículos usados con “certificación”. Si el vendedor no acepta que usted lleve el auto a su mecánico, márchese a otro sitio.

• Finalmente, consulte con su agente de seguros para determinar cuánto le costará asegurar el vehículo.

Información cortesía de ARAcontent

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes