Así que, si está planeando la compra de un auto usado debe considerar los siguientes factores: el tipo de uso que le dará al vehículo, el tiempo que espera tenerlo bajo su propiedad y los gastos que éste generará, por ejemplo en el seguro, el mantenimiento y las reparaciones.

Pero eso no es todo lo que debe tener en cuenta, antes de finalizar la compra es recomendable hacer una inspección de su auto y revisar que las partes más importantes estén en buenas condiciones.

Enfóquese en estas partes
Carrocería. Busque señales de deterioro como manchas de óxido particularmente en la zona baja de las defensas, alrededor de las luces, bajo las puertas y bajo la alfombra de la cajuela. También cerciórese de que no haya zonas pintadas que sean desiguales o superficies agrietadas. Fíjese que no tenga cuarteadoras, abolladuras o defensas que no estén bien sujetas, todo ello signo de un posible accidente.

Puertas y cajuela. Asegúrese de que éstas abran y cierren sin dificultades. Una puerta desalineada puede ser señal de un choque previo.

Tubo de escape. Partículas pegajosas y negras ubicadas al final del tubo de escape pueden significar desgaste de anillos, válvulas dañadas, lo que podría generar costosas reparaciones.

Llantas. Un desgaste desigual puede indicar una mala alineación o una suspensión en mal estado. No se olvide de revisar la llanta de refacción.

Amortiguadores. Recárguese en una esquina del auto y suéltela súbitamente; si el auto se queda rebotando, hay que reemplazar los amortiguadores.

Líquidos. Si el aceite de motor tiene un tono blanquizco o tiene burbujas blancas, puede ser señal de serios problemas mecánicos. Inspeccione el líquido del radiador; no debe tener un color de oxidación. Con el motor en marcha, revise el líquido de transmisión; no debe tener un olor desagradable ni tener un color café oscuro. Busque fugas o manchas de fluidos debajo del carro, junto al motor o alrededor de las mangueras.

• Luces. Asegúrese de que todas las luces funcionen. Pruebe el radio, el calefactor y el aire acondicionado.

Interior. Revise la tapicería para ver si no hay signos de deterioro mayor; busque debajo de los cubresientos y debajo de los tapetes.

Finalmente, un auto que tenga poco millaje pero que muestre claras señalas de exceso de uso visibles en el asiento del conductor o en los pedales del freno y del acelerador, puede indicar que el odómetro ha sido alterado. Un olor a humedad puede ser señal que el auto ha sufrido daños por inundación, o de que el agua de lluvia se cuela hacia el interior del vehículo.

Díganos su opinión. Escriba a: [email protected] o llame al: 1(800) 242-2527.

 

¿Te gusta lo que acabas de leer? ¡Hazle Digg!

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes