Motor: Generalmente, cuanto más pequeño sea el motor más económico será su mantenimiento y operación. Si embargo, su potencia debe adecuarse al tamaño y peso del automóvil. El motor de los modelos básicos es casi siempre suficientemente potente para tener un buen funcionamiento de manejo, pero si piensa instalar un remolque o mucho equipo extra, necesitará un motor de mayor tamaño y potencia.

Suspensión: Su función es soportar el peso del vehículo, compensar las irregularidades del camino y brindar un manejo estable. La suspensión de los modelos básicos es apropiada para un manejo normal. Pero si tiene que conducir en caminos difíciles, a gran velocidad o llevar cargas pesadas, debería solicitar una suspensión reforzada.

Llantas y rines: Las llantas y rines más anchos son ideales para resistir cargas pesadas, brindan mejor tracción sobre la carretera y más capacidad de maniobra. Sin embargo, las llantas superanchas pueden afectar la suspensión y la carrocería, por lo cual es recomendable mantener las opciones que ofrece el fabricante.

Frenos: Hay dos tipos de frenos: de disco y de tambor; los de disco tienen más resistencia al desgaste y forman parte del equipo estándar de la mayoría de los autos nuevos. Los frenos de vacío no mejoran la eficacia del frenado, sólo la facilitan.

Aire acondicionado: El aire acondicionado también ofrece opciones. Pese a que ofrece una gran comodidad, lo cierto es que también tiene el inconveniente de reducir la economía del combustible mientras está en funcionamiento; algunos autos requieren un motor más grande que el estándar para hacer funcionar el aire acondicionado. Existe la opción del uso de vidrios polarizados para mantener el auto más fresco, pero tienen la desventaja de reducir la visibilidad.

Asientos: Por lo general, usted puede elegir el tipo de asientos y la vestidura de éstos. Los asientos de tela son muy confortables (más frescos en verano y más tibios en invierno) pero son también más difíciles de limpiar. Los asientos de piel son vistosos, pero son caros y difíciles de mantener.

Color: Cada fabricante tiene una serie de colores básicos para los modelos más recientes que saca al mercado; son los llamados colores de serie y se tiene que elegir el que más sea de su agrado. Usualmente a cada color exterior corresponde un tono determinado del revestimiento del interior, aunque existe la posibilidad de elegir a su gusto.
 
Para más información: [email protected] ó 1-800-242-2527.

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes