Hay varias fuentes de financiamiento disponibles por lo que usted debe estar seguro de que escogerá aquella que se adapte mejor a sus necesidades.

Muchos compradores de autos optan por solicitar un crédito al mismo dealer. Esta es la opción clásica, aunque en algunos casos –probablemente- no sea la que le brinde el mejor interés.

Otra modalidad de préstamo es aquella que usted efectúa directamente con un banco, unión de crédito o compañía financiera. Estas instituciones financieras ofrecen bajas tasas de interés, eliminando la necesidad de estar regateando por un mejor precio. Las uniones de crédito típicamente ofrecen las tasas más bajas de interés, mientras que las compañías financieras son usualmente más costosas.

Si tiene algún préstamo hipotecario, usted puede tomar dinero de allí para efectuar los pagos de su auto. La ventaja de esta opción es que los intereses sobre este tipo de préstamo son deducibles de los impuestos. El peligro en esta modalidad es que si usted no paga a tiempo perderá su carro y su casa.
Antes de aplicar por un préstamo para la compra del auto de sus sueños, es aconsejable que revise su reporte de crédito para asegurarse de que toda la información contenida en el mismo es correcta. Cualquier prestamista o entidad financiera revisará su historial de crédito, cuyo rango deberá estar entre 375 y 900 puntos. Generalmente se considera que las personas con un puntuación de 650 o más se considera tienen excelente récord crediticio. Recuerde que su historial de crédito es un factor determinante para recibir la aprobación de crédito y obtener las mejores tasas. Entre mejor sea su historial, menor será la tasa de interés a pagar.

Usted conoce mejor que nadie los detalles de sus gastos y presupuesto. No acepte un alto límite si no se siente cómodo.

Información proporcionada por ARA Content

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes