Desde la incorporación de este aditamento se han realizado numerosas pruebas y estudios para valorar su desempeño ante la eventualidad de un accidente de auto. Pero lo más importante es saber que estas mismas bolsas que le pueden salvar la vida a un persona adulta, pueden ser en extremo peligrosas para bebés y niños pequeños

La Asociación Automovilística Americana (AAA) y otras organizaciones, han hecho varios estudios y pruebas que muestran la alarmante cifra de infantes y niños pequeños muertos a causa de este sistema de seguridad.

Consejos:

La mayoría de los fabricantes de automóviles han emitido la siguiente lista para tratar de reducir la muerte de los pequeños por causa de las bolsas de aire:

  1. Todo pasajero debe ir abrochado con los cinturones de seguridad.
  2. Pasajeros menores de 12 años deben viajar en la parte trasera del vehículo.
  3. Todo asiento para bebés y niños pequeños debe ser colocado en la parte trasera del auto.
  4. Nunca coloque el asiento del menor en la parte delantera de su auto.

Debemos aplicar todas estas sugerencias como parte de nuestra rutina diaria al conducir, no sólo para evitar daños graves ocasionados por las bolsas de aire, sino también para evitar otras situaciones de peligro por no cumplir con todas las indicaciones anteriores.

A pesar de que existen estadísticas que muestran la eficacia de las bolsas de aire a la hora de salvar la vida a las personas adultas, hay que considerar muy seriamente la otra cara de la moneda, donde se indica que entre los niños menores de 10 años, el número de fatalidades tuvo un incremento significativo debido a este sofisticado sistema de seguridad. Ante todo, lo que los pequeños necesitan y pueden recibir, es supervisión constante de nosotros los adultos.

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes