Además, una verdadera oleada de nuevos vehículos está saliendo al mercado con anticipación a la orden federal de que los automóviles deberán contar con un consumo de combustible promedio de 35.5 millas por galón para el año 2016. Si hace años que no actualiza su coche, ahora es más importante que nunca el análisis de sus necesidades y deseos antes de comprar otro.

El proceso de selección es mucho más complejo que elegir simplemente un vehículo pequeño, mediano o grande. Si está considerando la compra de un híbrido, le satisfará conocer lo que hay de realidad detrás de algunos mitos comunes acerca de la confiabilidad de los vehículos con dualidad de combustible.

Mitos sobre su funcionamiento y confiabilidad
Las flotillas de taxis Toyota Prius y Ford Escape que operan en Vancouver, San Francisco y la ciudad de Nueva York han prestado servicio confiable durante más de 200,000 millas. La primera generación de híbridos Toyota y Honda fue introducida hace más de una década, y en la actualidad hay definitivamente miles de propietarios satisfechos de este tipo de automóviles.

Otra idea errónea con respecto a los vehículos híbridos de gasolina-eléctricos, afirma que su mantenimiento es costoso. Con la excepción del sistema de baterías, existen piezas de repuesto comunes entre los híbridos y los convencionales.

Generalmente, las baterías que usan los autos híbridos están cubiertas por una garantía de al menos ocho años. El costo de reemplazo por una nueva batería Prius de níquel-hidruro metálico sigue descendiendo, aunque en la actualidad tiene un precio de aproximadamente $2,000 dólares.

RockAuto.com revela que, con frecuencia, los híbridos tienen los mismos inyectores de combustible, sensores de oxígeno, bombas de agua, pastillas de frenos, amortiguadores, acondicionadores de aire y otras piezas de repuesto comunes que los modelos de gasolina. Los híbridos tienen además piezas únicas y costosas como el inversor de corriente Prius, que cuesta $3,700; pero RockAuto.com demuestra que las reparaciones y mantenimiento de rutina de un híbrido no tienen necesariamente que costar mucho más.

Aunque algunos vehículos pueden ser atractivos porque resultan menos perjudiciales al medioambiente o consumen menos combustible, en el caso del conductor promedio no es tan recomendable invertir en la compra o el mantenimiento de algunos coches totalmente eléctricos debido al alto costo de sus piezas de repuesto.

Una batería nueva de litio para el Tesla Roadster, vehículo totalmente eléctrico cuesta $36,000 aproximadamente; mientras que los autos fabricados por Chevrolet, Chrysler, Nissan y Mini, tendrán baterías de litio con un costo superior a los $10,000.

Para más información visite www.rockauto.com

Información cortesía de ARAcontent

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes