Aunque no es nuevo que se desarrolle un vehículo que funcione con electricidad o un sistema híbrido, para Mitsubishi llegó la hora de presentar una opción a gran escala para hacer frente a las necesidades del sector automotriz, que son la protección del medio ambiente y el ofrecer alternativas rentables para mitigar la actual situación económica.

“Los desafíos planteados por la recesión han brindado la oportunidad a fabricantes de automóviles de buscar soluciones creativas, tanto fiscales como ambientales. Esta es una tecnología incipiente, amigable para la industria ambiental, y como es común con el crecimiento de los negocios, puede tener efectos sobre el fortalecimiento de una economía débil”, comentó Laura Arbios, representante de la compañía en Norte América.

Cómo se mueve
Este auto funciona con un equipo avanzado de almacenamiento de energía eléctrica llamado iones de litio, no tiene dependencia alguna de la gasolina, ni produce humo. Sus baterías están ubicadas en el centro y bajo el piso del vehículo, y también tiene un propulsor eléctrico magnético permanente. Tiene dos sistemas de recarga. Uno doméstico, que está adherido a la parte derecha del coche y que funciona con el mismo tipo de enchufe que se conoce en elementos comunes del hogar como la computadora o la televisión. Por esta vía se recarga después de siete horas. También ofrece una alternativa más rápida, con energía proveniente de postes específicos que se conectan al lado izquierdo del coche, y con el que se logra una recarga del 80 por ciento en 25 minutos.

Un efecto positivo en el mercado motivaría a fabricantes como Nissan, Subaru, Smart, Mini, Renault y otros a presentar sus propios modelos. Por eso, la llegada del i-MiEV supone la real apertura para la era de los vehículos ecológicos. Este objetivo, desde hace muchos años proyectado por la industria automotriz, ayudaría a reducir la polución y disminuir costos de usuarios y productores. Aunque la compañía no ha divulgado oficialmente el precio del auto, se estima que oscilará en los 10 mil dólares.

Pensando en la ecología
El i-MiEV es un vehículo de cero emisiones. Aún cuando se tomen en consideración las emisiones creadas por la electricidad que utiliza, emite sólo alrededor del 30 por ciento de las emisiones de CO2 (dióxido de carbono) de un coche de gasolina de su tamaño. Este modelo también promueve la diversificación de la energía y reduce la dependencia del petróleo, lo que conserva los recursos”, añadió Arbios.

El promedio de millas conducidas por el usuario es de 45 por día, y este auto se puede cargar en cualquier lugar con una fuente de energía de 110 voltios ó 220 v2. También, este auto ecológico podrá moverse a más de 80 millas por hora transportando a cinco personas. Una velocidad que podría quedarse corta ante el impacto que generará si es bien recibido en el primer mundo.

Información cortesía de ConCiencia

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes