Proclamación de la Independencia
El 15 de setiembre de 1821 se reunieron en el Palacio de Gobierno de Guatemala las autoridades de las provincias (presentes en esta ciudad), representantes de la Universidad, de la Iglesia y de las autoridades civiles. En el lugar se congregaron más de 50 personas, las que tenían que decidir si Centroamérica se separaba de España. Entre ellos se encontraba Pedro Molina, un importante personaje guatemalteco que apoyaba firmemente la causa independentista.

La esposa de Pedro Molina, María Dolores Bedoya, tuvo una importante participación en la causa, ya que un día antes de aquella importante reunión, se dedicó a recorrer las zonas más habitadas de la ciudad para invitar al pueblo a llenar la plaza, ubicaba frente al Palacio de Gobierno. Bedoya tuvo el atino de contratar músicos y adquirir pólvora para tener suficientes cohetes, pues esperaba festejar a lo grande el 15 de septiembre. Mientras los miembros de la Junta discutían los argumentos a favor y en contra de la declaración de independencia, Bedoya agitaba al pueblo en la plaza a favor de la libertad.

Mientras tanto, dentro del Palacio de Gobierno se escuchaban los argumentos para retrasar la proclama de independencia, siendo uno de los principales opositores el hondureño José Cecilio del Valle. Pero cuando las detonaciones de pólvora, cohetes y música iniciaron, los representantes opuestos a la independencia creyeron que había estallado la revolución y se apresuraron a proclamar la independencia.

Inmediatamente después de proclamada la Independencia de España, Centroamérica formó parte del Imperio Mexicano Iturbide (enero, 1822 – marzo,1823) que fue un período caótico y de gran confusión. Luego, al derrumbarse el imperio, se constituyeron en nación soberana bajo el nombre de Provincias Unidas de Centroamérica y se convocó a una Asamblea Constituyente, cuyo primer decreto de 1 de julio de 1823 fue proclamar de nuevo la independencia de España, al igual que de México.

Otros protagonistas
El encargado de redactar y uno de los que firmaron el Acta de Independencia, fue José Cecilio del Valle, quien en un inicio se opuso a la declaración porque no estaban representadas las demás provincias centroamericanas. Pero fue finalmente el apoyo de Gabino Gaínza, último gobernador español en Centroamérica, lo que determinó la decisión final. Gaínza, además de firmar el acta, logró que las autoridades españolas aceptaran la nueva situación sin realizar luchas armadas.

Para comentarios [email protected] ó 1(800) 242-2527.

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes