Christopher Capito ya ha ganado premios como actor de teatro y de cortometrajes, aspirante a la cima de la industria 

Tiene 14 años de experiencia con tan solo 21 cumplidos, algo de lo que pocos en el gremio pueden presumir. Christopher Capito es un claro caso de precocidad, actor, guionista y modelo profesional que empezó en lo suyo con tan solo 7 años en su Ecuador natal y que ahora lleva un tiempo llamando a las puertas de la grandeza. Hollywood es su ambición.

Capito, que se trasladó a Los Angeles desde Quito hace cuatro años, es ex alumno del American Academy of Dramatic Artis y del New York Film Academy, un joven que se hizo con el premio a mejor actor por el cortometraje “Treintanera” y que se alzó con el galardón de mejor producción por su trabajo como director de la obra de teatro “Anna en el trópico” en el festival del teatro Victory de Los Angeles.

En su determinación parece estar la clave de su éxito. Desde muy pequeño tuvo claro que quería dedicarse al mundo del arte, pese a crecer rodeado de ingenieros y abogados. “Desde pequeño quería ser artista”, asegura con entusiasmo. “Intenté modelar y aprender a tocar un instrumento, pero en cuanto entré en un grupo de teatro me di cuenta de que esa era mi pasión, por poder investigar un personaje y comprobar cómo mueve a las personas el teatro”.

En Quito respiró el ambiente de teatro antes de poner un pie en la meca del cine para ampliar sus registros. “Al llegar a Estados Unidos cambió el panorama. Actué en un cortometraje que llegó al festival de Cannes y ahora recién acabo de actuar en una película con un papel pequeño, “No Filter”.

También está trabajando en un cortometraje escrito y dirigido por él que ya le han aceptado en dos festivales, el LA Short Awards y el Online Short Film Festival. Pese a las dificultades del mundillo en Hollywood, se está abriendo paso. Es además uno de los candidatos a un papel protagonista en una serie de Telemundo. Su ambición parece no tener límites.

“Lo que quiero hacer es mucha televisión. Es lo que más me apasiona, donde están los mejores guiones y personajes. Hoy en día es donde llega a más personas. La televisión se ha vuelto el nuevo cine”, reflexiona.

Su ambición: llegar a ser el primer ecuatoriano ‘mainstream’ de la industria. “Sé que es difícil, pero poco a poco lo estoy consiguiendo”.

 

Compartir

Más artículos de interes