Conozca la información más relevante acerca de este virus que amenaza con salirse de control

Las alarmas se encendieron en Estados Unidos con el primer caso de una persona que murió a causa del virus del ébola, un brote maligno que ha cobrado la vida de miles de personas en tres países africanos: Liberia, Guinea y Sierra Leona. Mientras las autoridades de salud toman las debidas precauciones ante una posible epidemia, recientemente dieron a conocer al público información general acerca del virus del ébola, lo que nos permite conocer más de cerca de este agente infeccioso que tiene en vilo a varias naciones del mundo.

El virus del ébola es el causante de la fiebre hemorrágica del ébola, una condición difícil de combatir porque los síntomas no aparecen sino hasta en un lapso de 8 a 10 días o más de haberse infectado la persona. Se trata de una enfermedad que es fatal en más del ochenta por ciento de las veces.

De acuerdo a los expertos, el virus del ébola no se contagia a través del aire, el agua o los alimentos producidos o comprados legalmente en los Estados Unidos, sino por contacto directo con una persona infectada, específicamente cuando ese contacto se da a través de los fluidos corporales como la sangre, el sudor y la saliva. También, según el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS), una persona se puede contagiar con objetos contaminados con el virus, por ejemplo con el uso de agujas y equipo médico, así como por tener contacto con sangre, fluidos o carne de animales infectados.

Los primeros síntomas de la enfermedad incluyen fiebre, dolor de cabeza, diarrea, vómito, dolor de estómago, dolor muscular y sangrado sin una causa aparente. Y si después de 21 días una persona que haya estado expuesta al virus no desarrolla síntomas, no se enfermará de ébola.

Mientras las grandes potencias se esfuerzan por cerrarle las puertas y neutralizar al virus, en las naciones africanas antes mencionadas se redoblan los esfuerzos para mantener a raya a este mortal enemigo y arrancar de las garras de la muerte a cientos y cientos de seres humanos que siguen estado a merced de la terrible enfermedad. EC

Más artículos de interes