10 tips para cumplir con uno de los propósitos de Año Nuevo que más promete la gente… y que menos cumple

Todos los años es lo mismo. Envalentonadas por la fiesta, los amigos y una que otra copita, muchas personas pregonan a los cuatro vientos su lista de resoluciones de Año Nuevo, entre las que siempre aparece la eterna promesa de perder peso. Pero cuando los ánimos se han enfriado y a pesar de que algunos hacen el intento por cumplir lo que prometieron, lo cierto es que pronto van dejando de lado los hábitos y las actividades que, efectivamente, los pueden ayudar a deshacerse de esas libritas de más que suelen causar estragos en la salud física y emocional de los susodichos.

Si en realidad tiene planeado perder peso, pero no sabe cómo llevar a cabo una rutina de ejercicios o no tiene idea de lo que debe o no debe comer, los siguientes tips le ayudarán a mantenerse firme en su meta de sentirse bien bajando de peso.

1. Beba agua. Sencillo, ¿no? Aquí lo importante es mantenerse hidratado, pero recuerde: las bebidas azucaradas encierran un peligro oculto en forma de carretadas de calorías. Lo mejor es el agua y si le quiere dar un poco de sabor, agréguele rebanadas de fruta fresca u hojitas de menta.

2. Tenga cuidado con los bocadillos. Es muy fácil echar a perder una dieta perfecta si se atiborra de bocadillos aparentemente inofensivos. Tenga en mente que los bocadillos se deben consumir únicamente si son nutritivos y para mantenerse satisfecha hasta la hora de su siguiente comida.

3. Duerma bien. Algunos estudios han demostrado un vínculo entre la falta de sueño y el exceso de peso. Mientras se debate si esto es cierto o no, debe saber que dormir lo suficiente le ayuda a tomar decisiones saludables durante el día.

4. Dele un impulso a su meta. Otros estudios indican que la pérdida de peso inicial es una señal de que puede tener éxito a largo plazo. Busque programas de control de peso que lo mantengan motivado. Un ejemplo es el programa Nutrisystem Turbo10, el cual promete hacerlo perder hasta 10 libras y bajar 5 pulgadas en general en solo el primer mes de tratamiento.

5. Coma porciones pequeñas. Los investigadores sugieren que comer porciones pequeñas de alimentos balanceados durante el día, promueven una mayor pérdida de peso. Organice sus comidas cada dos o tres horas, seis veces al día.

6. Muévase. El ejercicio no tiene porqué ser extenuante. Puede comenzar con sesiones de 10 minutos, tres veces al día. El movimiento pone a su metabolismo en acción, por eso debe ser una parte que no debe faltar en su plan para bajar de peso.

7. Si come afuera, hágalo con conciencia. Todos lo sabemos, las porciones que sirven los restaurantes son monstruosas. Lo más práctico es dejar a un lado la mitad y pedirla para llevar. Evite los términos en los alimentos que son como lobos disfrazados, por ejemplo: “empanizado”, “frito” y “crujiente”. En los lugares de comida tipo buffet, llene su primer plato con verduras antes de pasar a otras opciones.

8. No tire la toalla por un resbalón. A veces las dietas se dejan a un lado porque la persona dejó uno o dos días de hacer ejercicio, o porque en una fiesta de cumpleaños se comió más de una rebanada de pastel. En lugar de rendirse por esos resbalones, mejor véalos como un pequeño desbalance temporal y vuelva a la carga con su régimen.

9. Lleve un registro detallado. Tener un diario de lo que come y del ejercicio que debe realizar le ayudará a reforzar esos buenos hábitos. También lleve un registro de los alimentos, las bebidas, la actividad y su peso, de forma constante.

10 Busque apoyo. Un plan para perder peso no es “pan comido”. Para que su registro esté completo puede pedir el consejo de expertos y consejeros en nutrición y si lo que le falta es motivación extra, pídale a un conocido que sea su compañero en esta misión.

Con una actitud correcta y las herramientas necesarias, usted puede hacer que por fin este año puede cumplir con su propósito de perder peso de verdad. EC

Con información de StatePoint

Más artículos de interes