Un estudio reciente señala que el optimismo está relacionado con una mejor salud cardiovascular entre los hispanos

Por ahí dicen que el estrés es la raíz de muchas enfermedades, lo cual quiere decir que un reciente estudio de la Asociación Americana del Corazón tiene mucho de cierto, ya que señala que el optimismo y la salud cardiovascular pueden estar relacionados.

El estudio fue realizado a un grupo grande de adultos hispanos/latinos y presentado en las Sesiones científicas sobre Epidemiología/Estilo de vida 2016 de la Asociación Americana del Corazón.

Los investigadores analizaron un estudio de 4,960 adultos hispanos/latinos, de 18 a 75 años de edad. Se calculó un puntaje de optimismo que iba de seis a 24; entre más alto el número, mayores niveles de optimismo. Los investigadores usaron las mediciones de salud cardiovascular de la Asociación Americana del Corazón, las cuales incluyen dieta, índice de masa corporal, actividad física, colesterol, presión arterial, glucosa en ayunas y hábito de fumar, para agrupar a la gente en las categorías de pobre (0-7 puntos), intermedia (8-11 puntos) e ideal (12-14 puntos).

Se descubrió que 9.2 por ciento de las personas estudiadas tenían una salud cardiovascular óptima. En comparación con el grupo menos optimista, cuyos miembros mostraron niveles moderados de optimismo fueron 37 por ciento más propensos a tener una salud cardiovascular intermedia y 61 por ciento más propensos a tener una salud cardiovascular ideal.

De acuerdo con los autores, este estudio ofrece evidencia temprana de una asociación potencial entre el optimismo y la salud cardiovascular de los adultos latinos.

En conclusión, hay que practicar lo que dice un célebre personaje del inolvidable comediante mexicano Chespirito: “Vea las cosas por el lado amable”. EC 

Más artículos de interes