Conozca y aproveche cinco recursos disponibles para ahorrar y obtener ayuda con los gastos universitarios. 

La universidad en los Estados Unidos tiene un costo elevado. Aún las universidades estatales cuestan miles de dólares al año.

Sin embargo, los estudios siguen demostrando que las personas con título universitario ganan mucho más (98%) que aquellos sin un título de cuatro años.

Entonces, ¿cuál es la mejor manera de afrontar este gasto?

¡Preparándose! Cuanto antes empiece a ahorrar para los estudios universitarios de sus hijos, mejor. Y luego, conociendo las opciones que existen para contribuir a reducir ese costo. Aquí le doy una lista para que comience su exploración.

Subsidios del gobierno.

Cuando están en el último año de la escuela secundaria (high school) sus hijos deben llenar el formulario FAFSA (Free Application for Federal Student Aid) para ver a qué subsidios tienen derecho. Entre ellos, la beca PELL de hasta $5,730. Es importante completar un FAFSA todos los años en los cuales sus hijos necesiten asistencia financiera y deben hacerlo lo más cerca posible al 1 de enero, ya que los fondos gubernamentales se asignan por orden de llegada.

Estudio-trabajo (Work-study).

Este es un programa financiado por el gobierno que ofrece empleos relacionados con el área de estudio. Los trabajos suelen estar dentro de la universidad y si están afuera, suelen ser en organizaciones sin fines de lucro. Lo máximo que un estudiante puede ganar depende de cuánto sea el paquete de work-study que le otorgue el gobierno al completar el FAFSA. Pueden enterarse de los detalles en la oficina de asistencia financiera (Financial Aid) de la universidad.

Becas.

Las becas son dinero que no debe devolver. Se otorgan por mérito académico, por necesidad y por una combinación de ambos. Diferentes organizaciones, compañías y hasta individuos ofrecen becas dirigidas a ciertas especialidades, talentos o hasta condiciones físicas. Entérese de oportunidades como la que ofrece Colgate-Palmolive con su programa Haz La U a través del cual están otorgando hasta $75,000 en becas para estudiantes de ascendencia hispana. Las aplicaciones se aceptan hasta el 15 de octubre de 2015. Cuanto más avance en la investigación, más tiempo libre le deja a sus hijose para llenar las solicitudes y escribir los ensayos (essays) necesarios.

Cuentas 529 para ahorro educativo.

Hay dos tipos de planes 529: 1) Plan pre-pago que le permite comprar créditos educativos al valor actual para usar en el futuro. (Son administrados por cada estado). 2) Plan que le permite ahorrar cierta cantidad de dinero sin que le cobren impuestos sobre los intereses. Ahora, el desempeño de esta cuenta depende de lo bien que les vaya a los fondos de inversión en los cuales el plan invierte su capital. La ventaja de las cuentas 529 es que no paga impuestos al retirar ese dinero para usarlo con fines educativos. Pero la mejor manera de evaluar sus beneficios es hablar con un asesor financiero que pueda estudiar su caso.

Crowdfunding. En los últimos años se han popularizado las campañas de recaudación de fondos en el internet para pagar el costo de los estudios universitarios.

Aquí tiene una lista de las plataformas que mejor funcionan para este objetivo. Lea los detalles con cuidado porque cada una opera de manera particular. Algunas le cobran un porcentaje de lo recaudado, otras un costo fijo por cada donación.

Sin duda los estudios universitarios de sus hijos deben ser una prioridad familiar. Cuanto más tiempo tenga para ahorrar, mejor preparados estarán todos para afrontar el gasto. Sean creativos (sus hijos podrían organizar fiestas, conciertos, exposiciones de arte para recaudar fondos, por ejemplo), hablen con todos los conocidos para enterarse de becas disponibles y sobre todo perseveren.

 

Compartir

Más artículos de interes