La construcción de un puente para cruzar la frontera desde el aeropuerto de Tijuana a Otay Mesa podría comenzar este mes de mayo

Un proyecto largamente esperado por fin vio luz verde para empezar los trabajos de construcción. Se trata de un puente que conectará el aeropuerto Abelardo .L. Rodríguez de Tijuana con un centro de inspección de aduanas ubicado en Otay Mesa, del lado estadounidense.

El ambicioso proyecto es parte de un grupo de inversionistas mexicanos y norteamericanos bajo el nombre de Otay-Tijuana Venture, que junto al Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) consiguieron liberar por fin todos los permisos correspondientes para poner en marcha el puente.

Esta terminal binacional se convertirá en la primera de su tipo en América y la tercera en el mundo. El objetivo de ésta es agilizar el paso de personas desde la frontera mexicana hacia suelo americano y viceversa, sin tener que salir del aeropuerto tijuanense ni del centro de inspección en Otay Mesa. Se dice, aunque todavía no se ha pronunciado de forma oficial, que el centro de inspección en el lado americano tomará 15 meses en ser terminado y que habrá un costo de entre 15 y 17 dólares para las personas que hagan uso del nuevo puente.

Como en cualquier proyecto de esta magnitud las voces discordantes no han faltado. Por ejemplo, el sector comercial de Tijuana se queja de que con este paso privado se estarán perdiendo millones de dólares anuales porque los usuarios estadounidenses simplemente no llegarían a la zona de Tijuana afuera del aeropuerto, y dejarán de consumir servicios y productos que ofrecen comercios como hoteles, restaurantes y estaciones de gasolina.

Del otro lado las opiniones concuerdan en que el proyecto generará fuentes de empleo y agilizará el paso de miles de personas que diariamente tienen que cruzar esta zona limítrofe, de paso aliviando el tránsito que actualmente se agolpa en la garita de San Ysidro. EC

Compartir

Más artículos de interes