Ofertas falsas, cifras equivocadas en el proceso de compra, menos dinero por su auto de intercambio. Conozca los riesgos antes de comprar un auto

Comprar un auto nuevo puede ser un proceso abrumador. Lamentablemente muchos consumidores pueden ser víctimas de estafas que aumentan el precio de su compra.

Afortunadamente, hay formas de protegerse de estas prácticas desleales. Para que no le den gato por liebre, aquí te describimos tres de las principales estafas y cómo evitarlas.

1. Demasiado bueno para ser verdad

Para atraer más clientes, muchas agencias de auto ofrecen grandes promociones y descuentos. Pero es común que a la hora de visitar la agencia, le informen que las ofertas ya no son válidas o que el auto de la promoción ya no está disponible.

No se deje engañar por la publicidad. Si una agencia no está dispuesta a respetar la promoción anunciada, lo mejor es visitar a otro vendedor.

2. Obtenga lo justo por su auto usado

Si ya tiene un auto usado, probablemente decida entregarlo a la agencia como parte del anticipo para el auto nuevo. Pero tenga cuidado: la agencia podría ofrecerte menos de lo que vale o bien, podría sobrevaluarlo para poder cerrar el trato rápidamente. Más tarde compensarán esto manipulando otros costos y aspectos de la transacción.

Para asegurar un trato justo por su auto usado, investigue su valor de intercambio en algún sitio reconocido (como Kelly Blue Book o la guía NADA, en inglés). También puede pedir que la agencia evalúe el auto antes de que comiences a negociar una nueva compra, para evitar que manipulen los números a su conveniencia.

3. Cuando los números mienten

Las cifras equivocadas durante el trámite de compra son más comunes de lo que imagina. Como es de esperarse, los errores tienden a favorecer a la agencia.

Procure leer cada documento cuidadosamente. Mantenga una calculadora a la mano para verificar las cantidades. Revise que no existan cobros inesperados, como costos de publicidad o cuotas por trámites. Éstos son costos de operación que corresponden a la agencia, no al comprador.

Ahora que ya conoce los riesgos, está listo para iniciar su búsqueda. Al comparar los vehículos, no olvide considerar gastos adicionales, como el costo del combustible y del seguro. EC 

Con información de Allstate. Distribuido por Contenido Latino.

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes