La ley de California exige que cada niño, de los 6 a los 18 años de edad, asista a la escuela puntualmente y todos los días

California se enfrenta a una crisis de ausentismo escolar con devastadoras consecuencias para la economía, la seguridad y principalmente para la niñez. La inasistencia ocurre en las escuelas primarias de todo el estado a niveles profundamente inquietantes, así lo dio a conocer  el informe del 2013 de la Procuraduría General de California sobre la crisis de inasistencia escolar en las escuelas primarias.

Según el reporte, durante el año escolar 2012-2013 aproximadamente un millón de estudiantes en las escuelas primarias estuvieron en situación de inasistencia y casi 83 mil se consideraron en situación de inasistencia escolar crónica, es decir, faltaron 10 por ciento o más del año escolar.

La ausencia en las aulas, especialmente de los estudiantes de primaria, tiene efectos negativos de largo plazo. Es más probable que aquellos que faltan a la escuela a temprana edad tengan mayores dificultades académicas y de que en años posteriores, abandonen sus estudios del todo, afirma el reporte.

Asimismo, sostiene que la inasistencia escolar es también ilegal. La ley de California para la Asistencia Escolar Obligatoria (Compulsory Education Law) exige que cada niño, de los 6 a los 18 años de edad, asista a la escuela puntualmente y todos los días.

La ley y el informe  instan que las escuelas y los distritos lleven un control de la asistencia de los alumnos, que notifiquen a los padres cuando sus estudiantes faltan a la escuela y que traten de trabajar con las familias para mejorar la presencia de los estudiantes en las aulas

Finalmente, propone transformar el ausentismo estudiantil en el tema principal de las políticas de seguridad pública del estado porque de esta forma se podrá combatir de manera eficaz e inteligente la delincuencia. Dada la magnitud del problema, todas las partes interesadas deben enfocarse primero en la prevención. Es necesario entender por qué los estudiantes faltan a la escuela, para así hacer frente a los problemas profundos que impiden la asistencia.

La alta tasa de inasistencia no sólo en California, sino en todo el país, es un problema de responsabilidad de alta prioridad para el Departamento de Educación y de Justicia; y debe serlo en cada nivel dentro del campo familiar, social, educativo y  de justicia. Esto es lo mínimo que exigen las leyes. EC

 

Para mayor información y ver el informe completo visita la página https://oag.ca.gov/

Más artículos de interes