Una ley en California permite realizar esta modificación de forma legal, pero antes de poner manos a la obra es mejor conocer los detalles

Hace algunos años era ilegal transformar el espacio del garaje en una recámara, una práctica común entre varias comunidades en el Sur de California que hacían esto para acomodar a los integrantes de una familia grande o para rentarlo y obtener un ingreso extra.

Pero las familias que llevaban a cabo esta remodelación “clandestina” estaban sujetas a que en cualquier momento un inspector de la ciudad las descubriera; entonces, el propietario tenía que destruir la habitación y podría enfrentar una multa de 10 mil dólares o más.

Todo cambió a partir del 1 de enero de 2017 cuando entró en vigor la ley AB-2299, la cual se creó para aliviar la falta de vivienda asequible en todo el estado. El propósito de la medida fue para simplificar las regulaciones de convertir un garaje en vivienda.

De esta forma los dueños de casa han podido construir una recámara, un estudio o una sala de estar en lo que antes era un garaje. 

¿Cuáles son los costos?

También llamadas ADU (Unidades de Renta Adjuntas), estas unidades requieren de permisos especiales de la ciudad que cuestan alrededor de 1,300 dólares. El contratista que se vaya a encargar de la construcción es quien por lo general solicita dichos permisos. El tiempo promedio de construcción es de 8 semanas.

El costo de la transformación depende de muchos factores, como el tamaño del garaje, el tipo de habitación que se construirá y el pago de mano de obra. Pero de acuerdo a algunas compañías especializadas, en Los Ángeles, por ejemplo, convertir un garaje en vivienda varía de $40,000 a $60,000 teniendo en cuenta que será una habitación con baño, electricidad y plomería. Lo más recomendable es comparar precios con 3 o 4 contratistas con experiencia en este tipo de conversiones.

Sobre de dónde saldrá el dinero para la remodelación, el contratista puede conseguir un préstamo que se puede pagar en 5, 10 o 15 años. De cualquier manera, el propietario puede esperar recuperar alrededor del 80 por ciento del costo del proyecto en valor de la vivienda.

Ventajas de convertir un garaje en vivienda

Entre las ventajas de hacer esta modificación está la de rentar la vivienda para obtener ingresos adicionales; actualmente una recámara con baño y cocina incluidas se puede rentar por $1,300 o más. De esta forma se puede recuperar la inversión en un periodo de 3 años. También puede aumentar la plusvalía de la propiedad, no pagar impuestos de propiedad adicionales y tener un espacio extra para un miembro de la familia o las visitas.

Vale la pena señalar que el propietario debe reemplazar el espacio de estacionamiento que eliminó con la transformación del garaje, pero esto se puede lograr al utilizar la entrada de autos, también conocida como “driveway”. EC

Más artículos de interes