Algunos proyectos de remodelación requieren la protección de un seguro. Averigüe si necesita uno y cómo obtenerlo

De acuerdo al Insurance Information Institute (I.I.I.), se estima que las personas que van a remodelar su casa aumentará considerablemente este año y si usted está entre ese grupo, es importante que cuente con la cobertura de seguro adecuada. Antes de cualquier trabajo, tenga en cuenta cuatro pasos principales:

1. Hable con su agente de seguros antes de comenzar

• Pregunte si es necesario desglosar las remodelaciones que realice para que éstas entren a formar parte del seguro de la casa, y que el agente revise si usted posee suficiente cobertura para comenzar el proyecto.

• Si va a recibir ayuda de amigos y familiares, cerciórese que posee la cobertura necesaria en caso de lesiones.

• Si su proyecto de remodelación es más complejo, considere una póliza de seguros que se conoce como builder’s risk policy, la cual usualmente da cobertura adicional contra imprevistos durante la construcción, como por ejemplo, daños causados por lluvia, robo de materiales, vandalismo, etc.

2. Verifique que su contratista tenga los seguros adecuados

• Pida al contratista que le muestre copia de sus pólizas de seguro. Deberá poseer seguro de responsabilidad civil y seguro comercial para la empresa, así como el seguro de compensación laboral para sus empleados. Esto es de suma importancia para que usted no se vea involucrado en una demanda.

3. Guarde recibos y facturas

• Tome fotos antes, durante y después del proceso, de modo que tenga un archivo de los trabajos realizados.

• Guarde copia de todos los documentos que firme con el contratista como presupuestos, facturas y recibos de materiales que se adquieran para el trabajo.

4. Actualice su cobertura de seguro después de la remodelación

• Cerciórese de que su aseguradora conozca los cambios que se realizaron. Es posible que también necesite aumentar la cantidad de cobertura que tenga en caso de que algo suceda y necesite reconstruir su vivienda. Tenga listos los documentos de soporte (facturas, presupuestos, recibos, fotos) en caso de que se los soliciten para hacer cambios.

• Pregunte sobre cualquier descuento disponible gracias a la remodelación. Por ejemplo, usted pudiera recibir un descuento de un 5 por ciento si cambia puertas y ventanas por otras más resistentes a desastres. Otras empresas dan hasta un 15 y 20 por ciento por instalar sistemas contra incendios de rociado de agua automático..

5. Busque la ayuda de profesionales

Cuando ya tenga listo todo sobre lo del seguro, es hora de poner manos a la obra; pero si usted no ha hecho nunca algún trabajo de remodelación, lo más recomendable es llamar a los expertos, entre los que puede necesitar son plomeros, carpinteros, pintores, electricistas, albañiles o instaladores de pisos y alfombras.

Cuando decida a quién llamar, pídale presupuestos y pregunte si tienen licencia para realizar el tipo de trabajo que necesita. También asegúrese de que todo quede por escrito, incluyendo el costo de los materiales y la mano de obra, así como el tiempo estimado para terminar el trabajo. EC

Más artículos de interes