Las personas pueden aprovechar al máximo sus artículos viejos gracias a locales como la tienda de segunda de su localidad o servicios en línea como craigslist. Si se trata de objetos que ya no funcionan, se deben desechar de manera responsable.

He aquí una lista –cortesía de Consumer Reports– de algunas formas creativas para deshacerse de cosas que ya no usa:

Artículos electrónicos. Consulte www.ecosquid.com,  donde encontrará opciones de reventa o reciclaje de dispositivos viejos. También puede intentar venderlos en eBay, puede que haya alguien por ahí en busca de un modelo antiguo o componentes. Best Buy también recicla aparatos, sus tiendas aceptan computadoras, televisiones y otros artículos, aun cuando no se hayan adquirido ahí. Office Depot y Staples también reciclan.

Juguetes y muñecos de peluche. Antes de donarlos o venderlos, consulte www.recalls.gov para verificar que no hayan sido retirados del mercado por cuestiones de salud en años recientes. En el caso de peluches prácticamente nuevos, dóne-los a Beanies for Baghdad, organización que envía artículos a unidades militares en zonas devastadas por la guerra para su distribución entre los niños. www.LovingHugs.org envía peluches suaves a niños en zonas de guerra, campamentos de población refugiada, orfanatos, hospitales y otras instituciones.

Colchones. Si una tienda ofrece llevarse el colchón viejo en la compra de uno nuevo, trate de averiguar qué hacen con ellos. Algunas tiendas los deshacen y reciclan sus componentes, otras no. Si el colchón se encuentra en buen estado, ofrézcalo a albergues de indigentes o mujeres maltratadas, o al Salvation Army. Arrastrar el colchón hasta el borde de la banqueta para que se lo lleve el camión de la basura debe ser el último recurso, pero si no hay otra opción, consulte al departamento de sanidad. En algunas comunidades se exige envolver los colchones en plástico grueso y cinta de aislar para evitar la salida de ácaros.  

Pinturas. Aproveche esos viejos botes de pintura: ofrézcalos a instituciones de beneficencia de su localidad, organiza-ciones religiosas o escuelas. Las pinturas fabricadas antes de 1978 pueden contener plomo y aquellas fabricadas antes de 1991 pueden contener mercurio. En algunas comunidades se recolecta pintura para su reutilización, pero si nadie se in-teresa, llame al centro de reciclaje de su municipalidad o encuentre un lugar de reciclaje en www.earth911.com. EC

Contenido cortesía de PR Newswire

Compartir

Más artículos de interes