Redacción EC | 13 de julio de 2012

A muchos latinos les asusta o incomoda el tema de los seguros de vida, pero este contrato financiero es una protección importante que vale la pena tener.

El seguro de vida a término (term life insurance) es el tipo más simple de póliza, provee protección por un tiempo determinado de años con la prima de costo inicial más baja.

Por otro lado, el seguro de vida permanente (permanent life insurance), también conocido como seguro de vida ordinario (whole life insurance), ofrece protección que va a calcularse para toda la vida y por lo tanto incluye la habilidad de acumular cierta porción de las primas como valor en efectivo, y sin generar pago de impuestos hasta el momento de retirar dichos fondos.

La cantidad que una póliza de seguros proveerá debería ser suficientemente amplia para que los sobrevivientes logren cumplir tres metas principales:

1. Reemplazar el ingreso producto del trabajo de la persona asegurada: Es esencial obtener suficiente cobertura de modo que cuando estos montos se combinen con otras formas de ingresos, sea posible reemplazar el ingreso que producía la persona asegurada. Muchas personas que pierden a un ser querido encargado de proveer la mayoría o totalidad de los ingresos familiares y que dejan hijos menores de 18 años, tienen la posibilidad de calificar para beneficios de sobrevivientes de otras fuentes aparte de los seguros de vida. La fuente más común de estos ingresos suele ser los Beneficios de Sobrevivientes del Seguro Social (Social Security survivors insurance). El monto máximo pagadero por los beneficios de sobrevivientes de un cónyuge y dos de sus hijos podrían sumar unos 2,400 dólares al mes.

2. Remplazar otros beneficios que recibe la familia: Estos serían los beneficios que no son parte del sueldo; cosas como cobertura de seguros médicos subsidiadas por el empleador, contribuciones a los fondos de ahorro 401k, o cualquier otro beneficio similar que no se contabilizan como ingresos a reponer. El aporte podría significar más de 2,000 dólares al mes.

3. Cobertura de gastos relacionados con el fallecimiento: Tales como costo de funeral o de los impuestos de sucesión (estate), así como el transferir las propiedades necesarias a sus herederos. Como mínimo estos gastos pueden sumar más de 15,000 dólares. EC

Información cortesía de Insurance Information Institute (I.I.I.)

SHARE

Más artículos de interes