Redacción EC | 16 de febrero de 2012

 

Para cada etapa de la vida se puede adquirir un seguro de vivienda que mejor se ajuste a sus necesidades actuales y que le podrá evitar pagar por cobertura que no necesita.

 

Charles Valinotti, Vicepresidente Principal de la aseguradora QBE dice que, independientemente de la etapa del estilo de vida, hay un tipo de cobertura al que todos debemos suscribirnos: el seguro para reemplazar posesiones en el hogar. “Si la vivienda es destruida, su contenido será reemplazado al valor actual”, dice.

 

A continuación, un resumen de otras coberturas esenciales:

Compradores “primerizos”. Usted acaba de hacer el cierre de la compra más importante de su vida pero necesita protección suficiente, aunque no tenga demasiadas posesiones. Necesita seguro para la estructura de su vivienda, así como contra desastres comunes como incendios, tormentas severas, vandalismo y robos. Un seguro de responsabilidad adicional es buena idea en caso de que una persona se lesione mientras está de visita en su casa. “Recuerde incluir cobertura si hace renovaciones superiores a los 5,000 dólares o añade televisores, computadoras y muebles al inventario de su casa”, aconseja Valinotti.

 

Propietarios establecidos. Si usted reside en una casa que está llena de posesiones adquiridas, haga un inventario en video para documentar sus propiedades personales y guárdelo en un sitio seguro fuera de su casa, como en una caja de seguridad de un banco. “Los propietarios establecidos deben considerar la adquisición de una póliza de seguro ‘flotante’ o ‘de cláusula adicional’ para darles cobertura a estos artículos especiales”, añade Valinotti.

 

Cuando sus hijos se marchan. Como sus hijos se han marchado para trabajar en otro sitio o cursar estudios universitarios, su estilo de vida funcionará a escala más reducida. El especialista aconseja que ha llegado el momento de reevaluar el valor de su casa y sus posesiones. “Si sus hijos se llevaron consigo sus pertenencias, como muebles, computadoras portátiles o televisores, entonces necesitará menos cobertura que antes”, afirma. ¿Ha pensado en iniciar un negocio en casa ahora que sus hijos se fueron? Si trabaja en casa, necesitará una póliza suplementaria que le dé cobertura a las actividades relacionadas con su trabajo. Valinotti recomienda que hable con su agente de seguros acerca de cuál es la protección que necesita. EC

 

Información cortesía de ARA content

Compartir

Más artículos de interes