Redacción EC | 17 de octubre de 2011

 

Un seguro de vida provee protección financiera a los beneficiarios del asegurado en caso de fallecimiento, cantidad que no conlleva costo de impuestos para los recipientes del mismo.

 

Para obtener el máximo beneficio hay que elegir el producto que mejor se ajuste a las necesidades particulares del consumidor. Las siguientes preguntas y sus respuestas le ayudarán a hacer la mejor elección:

 

1. ¿Quién necesita adquirir un seguro de vida? Si usted o su familia (cónyuge, hijos o padres) han hecho compromisos financieros contando con sus ingresos personales, la forma más efectiva y rentable de proveer a sus sobrevivientes de un sustituto de sus ingresos futuros en caso de que usted falte, es con la obtención de un seguro de vida. Con los beneficios, los herederos pueden cancelar las deudas que estén a su nombre o crear un fondo para repartir entre sus beneficiarios.

 

2. ¿Son suficientes los beneficios de seguro de vida que se reciben a través del empleo? Tal vez no. Las pólizas de seguro de vida de grupo, que son a menudo el tipo de seguro de vida que ofrecen los empleadores, por lo general pagan un monto limitado similar o menor que el salario de un año del trabajador, lo que a menudo es menor que lo que los sobrevivientes necesitan para hacer frente a sus planes a corto y largo plazo.

 

3. ¿Cómo se calcula la cantidad que se necesita obtener? Lo principal es identificar la cantidad de recursos que sus beneficiarios van a necesitar y por cuánto tiempo necesitan tenerlo disponible. Una vez se conoce ese monto, se puede obtener una póliza de seguros por esa cantidad.

 

4. ¿Debe adquirirse un seguro de vida permanente o uno a término? El seguro de vida a término es una póliza que paga los beneficios del asegurado cuando la muerte del mismo ocurre durante la vigencia de la póliza, o sea dentro del término de la póliza, que suele ser de entre uno y treinta años. Las primas de este tipo de seguro son más económicas que las primas de seguro de vida permanente. Las pólizas de seguro de vida permanente tienen vigencia de por vida, mientras el asegurado pague las primas. EC

 

Información cortesía del Insurance Information Institute: www.iii.org

SHARE

Más artículos de interes