Redacción EC | 29 de junio de 2012

Para hacerle frente a los tiempos difíciles, es comprensible que muchas personas busquen diferentes formas de ahorrar y de recortar algunos gastos. Pero si en lugar de cuidar su presupuesto, intenta reducir la cobertura de su seguro de auto, podría poner en riesgo la seguridad financiera de sus seres queridos.

Para que esto no suceda, primero tiene que conocer los cuatro errores principales que se cometen al comprar un seguro, así como algunas sugerencias para ahorrar en su póliza sin descuidar la protección que su familia merece:

Error #1: Eliminar ciertos tipos de póliza o coberturas importantes. Aunque posiblemente no necesite todas las opciones de cobertura, existen algunos riesgos básicos que debe tomar en cuenta al adquirir su póliza.

Solución: Como mínimo, elija un seguro de auto con cobertura para accidentes y robo.

Error #2: Incluir coberturas innecesarias. La falta de información podría ocasionar que incluya coberturas que quizás no necesite.

Solución: Hable con un agente de seguros para ayudarle a elegir la mejor cobertura según sus necesidades y presupuesto.

Error #3: No aprovechar los descuentos disponibles. Muchas compañías ofrecen descuentos.

Solución: Pregunte a su compañía de seguros por los descuentos a los que califica. Por ejemplo, el seguro suele ser más económico si lo paga de contado (en lugar de pagarlo a plazos). Además, pregunte a su agente de seguros si existen descuentos adicionales por tener pólizas múltiples con la misma compañía, o por ser conductor precavido, buen estudiante o jubilado.

Error #4: Elegir una compañía de seguros tomando en cuenta únicamente el precio. Aunque es importante encontrar un precio competitivo, no olvide que su compañía de seguros también debe tener excelente reputación y servicio al cliente.

Solución: Investigue los índices de estabilidad financiera de distintas compañías de seguros y pida recomendaciones a familiares y amigos para elegir la mejor opción posible.

En la compra de un seguro, cada caso es distinto, así que lo mejor es contactar a un agente de seguros y descubrir todas las oportunidades para ahorrar sin descuidar la protección y seguridad que necesita.

Sin duda la clave está en preguntar y no conformarse con lo que le ofrecen de entrada algunas aseguradoras. Al estar mejor informado podrá hacer las mejores decisiones. EC

Fuente: All State. Información cortesía de Contenido Latino

SHARE

Más artículos de interes