Es posible que su empleador ofrezca tiempo libre por enfermedad y algunas semanas de incapacidad. Pero, ¿qué pasa si todavía no puede trabajar después de eso?

Para protegerse de los efectos financieros de estas situaciones, lo que necesita es contar con el seguro de discapacidad de largo plazo.

Cómo saber si está cubierto
Verifique con su empleador, es posible que ya tenga la cobertura de discapacidad de largo plazo. Muchos empleados lo tienen y no lo saben. Si usted cuenta con uno de estos seguros, averigüe lo que incluye la cobertura. No querrá esperar hasta que verdaderamente necesite estos beneficios, para descubrir discrepancias en la cobertura.

¿Sus cálculos de beneficios incluyen los pagos de Seguro Social? Es posible que su póliza asuma que recibirá los pagos de discapacidad de pagos de Seguro Social al determinar cuánto pagarle en caso de un reclamo. Pero el Seguro Social solamente pagará beneficios si su incapacidad dura más de 12 meses u ocasiona la muerte.

Hay un período de espera de cinco meses antes de calificar, y luego otro mes antes de recibir los beneficios. Así que, incluso si tiene cobertura de incapacidad de corto plazo durante las primeras 12 semanas, existirá la posibilidad de tener que vivir varios meses sin recibir pagos.

Debe tener en cuenta que la incapacidad del Seguro Social lo cubre solamente si no puede realizar ningún tipo de trabajo, y no solamente lo que hacía en su actual empleo. Así que si está acostumbrado a sentarse detrás de una computadora o hablar por teléfono todo el día, el gobierno esperará que tome cualquier empleo que pueda obtener.

Dónde obtener el seguro
Quizás le sería posible comprar seguro por incapacidad de largo plazo a través de su propio empleador, aunque también podría considerar comprar una póliza individual. Los planes individuales son típicamente más caros que los planes grupales y deberá someterse a un examen médico para que se determine si es elegible para la cobertura.

Puede adquirir pólizas de seguro individuales por incapacidad de largo plazo a través de compañías por Internet, de agentes de seguros de vida o de una compañía de seguros. También puede hablar con un asesor financiero certificado para que lo oriente en este aspecto.

Antes de tomar una decisión y de asumir un compromiso acerca del seguro por incapacidad, dedique un tiempo a comparar precios, condiciones y las diferencias entre las distintas ofertas en plaza. En gran parte, su trabajo afectará el tipo de cobertura que le será posible obtener y cuánto habrá de costarle.

Información cortesía de https://www.vidaydinero.com/

¿Te gusta lo que acabas de leer? ¡Hazle clic en Digg!

SHARE

Más artículos de interes