Entender lo básico

Existen dos tipos de seguro por incapacidad:

• La cobertura por incapacidad a Corto Plazo paga una parte del salario del asegurado por un corto período de tiempo—generalmente de tres a seis meses, después de quedar incapacitado.

• La cobertura por incapacidad a Largo Plazo generalmente empieza a los seis meses de que el asegurado no ha podido trabajar. El tiempo de cobertura depende de la póliza seleccionada.

La NAIC, una organización voluntaria de oficiales reguladores de seguros del estado, ofrece información en cuanto a seguros por incapacidad, entre otros, al consumidor a través de su sitio de internet, Insure U (www.InsureUonline.org/espanol). A continuación, algunos puntos a considerar:

• Determine cuánto dinero necesitaría para cubrir sus gastos básicos y el número de años que necesitaría tal cobertura. Tenga en mente que un seguro por incapacidad generalmente cubre el 60 por ciento de su ingreso previo.

• Una enfermedad o condición pre-existente, aunada a su edad, puede afectar su habilidad para calificar para una incapacidad a largo plazo o de bajo costo.

• La mayoría de los seguros por incapacidad a largo plazo estipula un período de espera de 90 días, 180 días o un año, antes de poder recibir cualquier beneficio. Mientras más se espere, menos costosa será la prima.

• De ser posible, adquiera una póliza “no cancelable”, la cual le asegura que la cobertura no puede ser cancelada y sus primas no pueden subir de precio.

Para más información, visite el sitio de Insure U en www.InsureUonline.org/espanol.

Información proporcionada por Contexto Latino
 

Compartir

Más artículos de interes