El Seguro por Incapacidad -el cual paga una parte de su salario percibido hasta entonces, en caso de quedar incapacitado para trabajar debido a alguna lesión o a una enfermedad seria- puede ayudar a aliviar el dolor financiero. Existen dos tipos de seguro por incapacidad:

1. El de cobertura a Corto Plazo. Paga una parte del salario del asegurado por un período corto de tiempo, generalmente de tres a seis meses, después de quedar incapacitado.

2. El de cobertura a Largo Plazo. Generalmente empieza a los seis meses de que el asegurado no ha podido trabajar. El tiempo de cobertura depende de la póliza seleccionada.

Puntos importantes a considerar

Determine cuánto dinero necesitaría para cubrir sus gastos básicos y el número de años que necesitaría la cobertura. Tenga en mente de que un seguro por incapacidad generalmente cubre el 60 por ciento de su ingreso previo.

Una enfermedad o condición pre-existente, aunada a su edad, puede afectar el poder calificar para una incapacidad a largo plazo o de bajo costo.

La mayoría de los seguros por incapacidad a largo plazo estipulan un período de espera de 90 días, 180 días o un año, antes de poder recibir cualquier beneficio. Mientras más espere, menos costosa será la prima.

De ser posible, adquiera una póliza “no cancelable”, la cual le asegura que la cobertura no puede ser cancelada y las primas no pueden subir de precio.

Consejos para cada etapa de la vida

Normalmente, los individuos jóvenes y sanos pagan menos por las primas del seguro por incapacidad; además, pueden solicitar implementar una política de no cancelación.

Las familias jóvenes que normalmente tienen muchos gastos y que dependen del salario de ambos cónyuges, deberían considerar la compra de un seguro por incapacidad a largo plazo para ambas partes.

Las familias establecidas están ahorrando parte de su sueldo, ya sea para pagar la Universidad de sus hijos o para solventar su propia jubilación. Por ello, este grupo debe considerar la adquisición de un seguro por incapacidad.

Es una buena opción que las personas de la tercera edad que todavía trabajan, prefieran mantener su seguro por incapacidad hasta que cumplan 65 años de edad o se jubilen.

Para más información, visite el sitio Insure U: www.InsureUonline.org/espanol

Información proporcionada por Contexto Latino 

Compartir

Más artículos de interes