En 2010 se reportaron más de 8 millones de personas discapacitadas en el país. Hoy en día, una persona de 20 años de edad tiene un 30 por ciento de probabilidad de quedar discapacitada antes de jubilarse. Afortunadamente para muchos, el Gobierno Federal puede ayudar.

La Administración del Seguro Social ofrece beneficios a individuos que sufren de una discapacidad que los aflige a largo plazo. En 2010, estos beneficiarios recibieron en promedio cheques de 1,065 dólares al mes.

Diana Varela, portavoz de la agencia, dice que el Seguro Social define la discapacidad como una condición médica de carácter físico, mental o emocional que impide a la persona trabajar por más de 12 meses. La discapacidad puede ser causada por una lesión o enfermedad.

Aunque existen algunos programas que ofrecen beneficios a personas parcialmente discapacitadas, el Seguro Social solamente ofrece beneficios a individuos que han quedado totalmente discapacitados.

No hay una edad mínima para recibir beneficios por discapacidad. En el caso de niños con discapacidades, el Seguro Social ofrece beneficios a través de un programa llamado Seguridad de Ingreso Suplementario, el cual no se basa en el historial laboral de la persona.

Los requisitos para adultos varían dependiendo de su edad, pero en términos generales la agencia evalúa dos situaciones:
• El tiempo que la persona discapacitada trabajó en su empleo más reciente
• Si la persona ha acumulado suficientes créditos para recibir beneficios del Seguro Social

El tiempo de aprobación puede ser diferente para cada persona, pero en promedio dura cuatro meses. La agencia recientemente comenzó a utilizar un proceso acelerado de aprobación para personas con los casos más severos de discapacidad. Es un modelo computarizado que identifica los casos con mayores probabilidades de que el solicitante esté discapacitado.

Este nuevo proceso puede determinar rápidamente si existe suficiente evidencia médica para que la persona reciba beneficios. La agencia puede tomar una decisión en cuestión de días. “De cualquier forma nuestra agencia está comprometida a mejorar el proceso de aprobación por discapacidad para que sea mucho más rápido “, dijo Varela.

La portavoz dice que el mejor modo de solicitar beneficios es a través de la página de internet segurosocial.gov/espanol. La persona debe llenar una solicitud y proveer información como su diagnóstico, pronóstico, exámenes médicos y medicamentos que está tomando en ese momento.

El otro modo de solicitar beneficios es a través de la línea telefónica (800) 772-1213, en donde se le pedirá a la persona que haga una cita y se presente en persona en una oficina local del Seguro Social. “Aun así cuando la persona tiene una cita recomendamos que trate de obtener y completar su informe a través de internet”, dijo Varela.

Para más información, visite GobiernoUSA.gov. Este artículo es una colaboración de GobiernoUSA.gov y la Administración del Seguro Social.

Compartir

Más artículos de interes